•  |
  •  |
  • END

¡Cobarde!, le gritó Wilfredo Navarro a Luis Callejas. ¡Cobarde y calumniador!, le respondió Callejas. Todo sucedió frente a los periodistas. En cuestión de segundos, los gritos aumentaron en medio del bullicio de la concurrencia, los rostros enrojecidos de ambos directivos de la Asamblea Nacional dieron paso a los empujones y, de no ser por la intevención oportuna de Javier Vallejo, Callejas le habría asestado un fuerte golpe a Navarro en plena cara.

Horas antes, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Manuel Martínez señaló a los diputados de “escapismo”, (capear la responsabilidad) por no hacer su trabajo y mandar a publicar la Ley 630 que deroga la existencia de los CPC, cuando ellos tienen 52 votos y no esperar a que la CSJ les diga si la pueden publicar o no.

Martínez dijo que la Sala Constitucional tomará hoy una resolución en el caso de los CPC, y de acuerdo a lo conversado con magistrados de esa sala, se ratificará la división de poderes del Estado, como establece la Constitución Política.

Martínez lamentó que “ cuando las cosas políticas se ´judicializan` se politizan las decisiones jurisdiccionales”.

El clinch

Lo anterior pereció ser el detonante para que en la plazoleta ubicada en la parte trasera de la iglesia San Felipe, en la ciudad de León, los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Wilfredo Navarro; y de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Luis Callejas, casi llegan a los golpes. Minutos antes del bochornoso evento, ambos directivos parlamentarios asistieron a una sesión solemne en honor al 150 aniversario de la tradicional Gritería, realizada en la misma iglesia.

Mientras brindaba declaraciones a los medios de comunicación, Navarro llamó cobarde a Luis Callejas por negarse a ordenar, en su calidad de primer vicepresidente del Parlamento, la publicación de la Ley 630 que deroga los Consejos del Poder Ciudadano, CPC.

Reacciona Callejas

Detrás de Navarro, Callejas escuchaba atento las palabras del primer secretario del Legislativo; esperó a que terminara y acto seguido soltó sus reproches. “Es bonito escuchar a los cobardes y calumniadores”, dijo Callejas en alusión a Navarro.

Callejas reclamó a Navarro haberlo acusado de falsificar la firma de varios diputados para autoconvocarse a una sesión de emergencia la semana pasada y en ella aprobar una resolución legislativa que obligara al presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, a publicar la polémica ley.

Ambos directivos se acusaron mutuamente de impedir la sesión extrordinaria y la publicación de la ley por motivos de cobardía.

¿Cobardía o legalidad?

“La ley (Orgánica del Poder Legislativo) dice que en ausencia del presidente de la Asamblea Nacional, asume el primer vicepresidente. Vos tenías que haber mandado a publicar la ley sin necesidad de que el secretario (de la Asamblea Nacional) te lo autorice; lo que pasa es que no conocés la ley y sos un cobarde”, le volvió a decir Navarro a Callejas.

Visiblemente molesto, Callejas le pegó un fuerte empujón a Navarro y le respondió: “A vos te falta valor moral para decirme eso; quiero ver si mañana (hoy) vas a votar a favor de la resolución para mandara publicar la ley”.

La discusión se terminó y Callejas se retiró, sin embargo, un último grito de Navarro ordenándole que publique la Ley 630, hizo que callejas se regresar con la mano en alto, listo para darle un golpe en la cara, cuando de pronto apareció en medio el tercer secretario del Legislativo, Javier Vallejo, para impedir que su colega completará la acción.

Semana de altercados rojos

Esta semana, las discusiones entre liberales se han vuelto algo común, también los amagos de golpes y amenazas de muerte.

El lunes, los diputados del PLC, Enrique Quiñónez y Freddy Torres casi llegan a las pistolas luego de tener una fuerte discusión. Ayer, la diputado del PLC, Ana Julia Balladares, sostuvo un fuerte rifi rafa con Quiñónez a través de la Radio 15 de Septiembre, propiedad del primero.

Esta vez el pleito fue entre Wilfredo Navarro y Luis Callejas quienes casi llegan a los golpes en presencia de los demás diputados e invitados especiales en plena plaza trasera de la Iglesia San Felipe, en León.


Pueden recurrir contra nombramiento de Murillo

Eloísa Ibarra

El Presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Manuel Martínez expresó que cualquier ciudadano puede recurrir de amparo si no está de acuerdo con el nombramiento de Rosario Murillo, esposa de Ortega, como secretaria del Consejo Nacional de Planificación Social (Conpes).

Afirmó que cuando esas leyes o la Constitución Política se violan existe el recurso de amparo, y, en este caso, los que se sienten perjudicados por la decisión pueden recurrir de amparo a la CSJ.

Después de anunciar la designación, Ortega dejó claro que se trata de tareas de poder, no decorativos, en el órgano que pertenece al poder ejecutivo y que constituye uno de los foros más amplios de consulta de la sociedad civil.

El Conpes pertenece al ejecutivo y si las personas ajenas sienten que se violan sus derechod, cabe el recurso de amparo contra las decisiones del poder ejecutivo, indicó Martínez.