•  |
  •  |
  • END

Como en muy pocas ocasiones, el discurso del jefe de bancada del FSLN, Edwin Castro, fue prolongado y hasta vehemente hacia sus socios políticos, “quienes en una actitud inhumana” no habían aprobado la reforma presupuestaria de 140 millones de córdobas para reparar las vías afectadas por las lluvias y 50 millones en avituallamiento. En otro escenario, el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, explicaba que otorgarle ese dinero al gobierno es permitirle hacer proselitismo a la sombra de la emergencia.

La tercia hasta parece real, sin embargo, lo actores no hablan del fondo del asunto. Según una fuente liberal, el impasse devino de la imposibilidad de una negociación en la que los del FSLN firmarían el dictamen de mayoría de la iniciativa de ley propuesta por el doctor José Pallais, “Ley de fijación de plazo razonable en causas pendientes en el Código de Instrucción Criminal”, a cambio de que los rojos cedieran sus votos para que se aprobara la reforma de los 190 millones, de los cuales, 50 son para la emergencia.

La ruta del dictamen
Hasta ahí parece sencillo, sin embargo, para los diputados FSLN, firmar el dictamen, su paso al plenario de la Asamblea Nacional y su aprobación, significa la salida automática en libertad del doctor Arnoldo Alemán, algo que según la fuente del PLC, “no quieren porque el gobierno tiene expectativas de seguir obteniendo réditos políticos de esa condición”.

A cambio, los del FSLN tendrían a su discreción 190 millones de córdobas, que, según nuestra fuente, servirían de elemento de impacto para que los candidatos municipales del partido de gobierno visiten los lugares afectados y hagan campaña partidaria. “Si se logra el acuerdo, verán a Alexis Argüello entregando parte de las 57 mil láminas de zinc y otros artículos contenidos en los 50 millones requeridos para la emergencia”, comentó la fuente.

Las firmas
¿Cuánto durará el impasse? “No lo sé, yo creo que la libertad de nuestro líder no vale 190 millones de córdobas, pero los del FSLN así lo han querido ver, es posible que nuestros diputados cedan”, responde la fuente liberal.

El dictamen de la “iniciativa Pallais” tiene solamente cinco firmas y los miembros del FSLN condicionan la suya; en total son 11 los miembros de la comisión, sin embargo, hay una firma liberal que bien podría sacarlo a flote, la del parlamentario conservador Alejandro Ruiz, pero tiene el inconveniente de su doble nacionalidad, hecho que el FSLN lo sabe y estaría presto a quitarle su condición. “Ese es un voto embargado”, confirma la fuente.

¿Qué pasará hoy?
Aunque se especuló que el dictamen, convertido en minoría, ya estaba en el adéndum, de donde se determina la orden del día, otra fuente aseguró que aún no habían llegado ninguna de las dos iniciativas: la de la reforma presupuestaria y la “iniciativa Pallais”.

Sin embargo, las presiones contra el PLC han seguido, y ayer sorpresivamente se suspendió el paso del vicealcalde liberal de El Crucero al FSLN, sin que se ofreciera explicación alguna.

Para hoy está prevista la sesión plenaria, pero los liberales podrían una vez más romper el quórum y retirarse del Parlamento, evitando así la aprobación de la reforma presupuestaria.


Liberales mantienen reservas
Ahora aparecen dos dictámenes
Luis Alemán
La Asamblea Nacional discutirá hoy dos dictámenes que presentarán por separado diputados liberales y sandinistas miembros de la Comisión Económica del Legislativo, sobre el proyecto de reformas al presupuesto para destinar 140 millones de córdobas para reparar los daños provocados por las lluvias y para ayuda humanitaria a los damnificados.

Mientras los diputados sandinistas acordaron respaldar en su totalidad el proyecto presentado por el Ejecutivo, los liberales y sus aliados sólo le dieron el visto bueno a los fondos que se destinarán al Ministerio de Transporte e Infraestructura. Los 50 millones destinados a Sinapred para ayuda humanitaria a los damnificados fueron condicionados a la presentación de un informe sobre la forma en que serán gastados.

Cheque en blanco
El diputado Fredy Tórrez explicó que la bancada liberal presentará un dictamen de mayoría para discutir la aprobación de los 140 millones de córdobas para la reparación de la infraestructura vial dañada por los torrenciales. “Los 50 millones tendrán que esperar hasta que demuestren que fueron usados correctamente”, aseguró el diputado, quien dijo que “no firmarán un cheque en blanco para nadie”.

La desconfianza de los liberales está en que los fondos aprobados vayan a ser aprovechados por el gobierno para campaña electoral. “Vamos a ver a los candidatos sandinistas repartiendo las laminas de zinc que le va autorizar la Asamblea Nacional”, señaló el liberal Wilfredo Navarro, quien se mostró a favor de que el proyecto se apruebe hasta después de las elecciones.

Pero el ministro de Transporte e Infraestructura, Fernando Martínez, quien ayer presentó su informe de gastos, se comprometió con los diputados a que visiten los lugares de emergencia y supervisen la ejecución de los proyectos “para que se limpie cualquier duda”.