•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Corte Internacional de Justicia, CIJ, con sede en La Haya, tendrá que tomar una decisión este viernes respecto a la demanda presentada por Nicaragua en contra de Costa Rica por violación a su soberanía y daños ambientales en el río San Juan y, según el doctor Mauricio Herdocia Sacasa, las medidas cautelares serán a favor de Nicaragua.

El especialista recordó que la construcción de la carretera en suelo costarricense, que motivó la demanda de Nicaragua ante La Haya, tiene un antecedente que es la sentencia de la Corte Centroamericana de Justicia, CCAJ, “lo cual es un elemento que pesa dentro de la valoración general”.

Agregó que es importante el hecho de que ha sido evidente en los alegatos orales que hay un sentido de urgencia en la adopción de medidas cautelares, situación que demanda un conjunto de acciones dirigidas a prevenir y mitigar los riesgos de un daño inminente sobre el nicaragüense Río San Juan.

Aspectos a considerar por la CIJ

Herdocia declaró que existen posibilidades de que la CIJ ordene medidas cautelares a favor de Nicaragua considerando tres aspectos fundamentales; el primero de ellos con relación a la documentación completa que no ha sido entregada a Nicaragua, sobre el informe del estudio de impacto ambiental y otros estudios técnicos sobre la construcción de la carretera.

Otro aspecto es el hecho de que las medidas adoptadas por Costa Rica en su propio territorio no son suficientes para contener el daño “y en ese sentido creo que la Corte va a tomar alguna decisión que permita reforzar los sistemas de mitigación y de prevención del daño transfronterizo”.

Agregó que, si bien es cierto que Costa Rica expresó que la fase de diseño estaba detenida y por tanto la ejecución también, no ofreció un compromiso claro de no continuar los trabajos, “y eso podría mover a la Corte a incorporar la idea de que no se continúen los trabajos de construcción de la carretera de una manera más determinante y categórica hasta tanto se pronuncie el fallo definitivo”.

Principios medioambientales

Herdocia declaró que algo que favorece mucho a Nicaragua es el hecho de que en el caso no se considera solamente los temas relacionados con el tratado Jerez-Cañas, sino también de principios medioambientales que han ganado en la jurisprudencia de la Corte un lugar muy especial.

Agregó que el otro principio fundamental es el tema de prevención, que se fortaleció en la Cumbre Mundial de la Tierra de Río de Janeiro y que consiste en que los Estados tienen la obligación de prevenir cualquier tipo de daño que pueda ocasionarse en el territorio de un tercer Estado adoptando las medidas de mitigación y de “administración” del riesgo practicando la diligencia debida.

“Y por otro lado, hay un principio que también es fundamental y es el hecho de que el Derecho Internacional contempla el principio precautorio, que aún sin pruebas contundentes sobre un determinado daño, se pueden tomar las medidas necesarias para prevenirlo”, dijo.

 

Argumentos de los ticos

Entre los alegatos que Costa Rica ha levantado, el doctor Mauricio Herdocia valora básicamente dos de ellos como los más contundentes:

“Uno que Costa Rica ha planteado, por qué se está presentando hasta ahora la solicitud de medidas cautelares; sin embargo, a esto hay que señalar que realmente Nicaragua presentó una solicitud de medidas cautelares desde la demanda misma y reservó el derecho consiguiente”.

Agrega que Costa Rica también señala que no está lo suficientemente probado el tema de la sedimentación del río como consecuencia de la construcción de la carretera; sin embargo, “me parece a mí que la presentación grafica de los hechos, fotografías y videos por parte de Nicaragua, es más que contundente y creo que es suficiente para que los jueces se formen una idea del daño inminente, y la urgencia de la necesidad de tomar acciones preventivas y de evitar mayores daños”.