•  |
  •  |
  • END

El primer ejemplo es el de Róger Núñez, candidato de Alternativa por el Cambio, AC, en San Juan del Sur, donde el partido celeste irrumpió en la política local como una pujante fuerza, desplazando o compitiendo con electorados similares a los partidos tradicionales.

Consuelo de Jesús Rivera, candidata del FSLN en el municipio de Mozonte, departamento de Nueva Segovia, proveniente de las filas del Partido Resistencia Nicaragüense, PRN, y tras revivir la institucionalidad del pueblo indígena, tiene posibilidades de derrotar al Partido Liberal Constitucionalista, PLC, que ha ganado todas las elecciones con amplia mayoría sobre el FSLN.

En Rivas, el candidato de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, José Ángel Granados, arrebató gran parte de las estructuras del PLC y ahora está entre las primeras tres fuerzas en su municipio.

Martan Frutos Arévalo, candidato del PLC en Jinotepe podría recuperar la alcaldía para su partido, que perdió estrepitosamente en las elecciones de 2004, cuando incluso fue superado por la extinta Alianza Por la República, APRE.

146 elecciones distintas
De acuerdo con el sociólogo Manuel Ortega Hegg, durante los comicios municipales se vota por la persona, y es un espacio que permite el debate de ideas y propuestas sobre los municipios, pues pese a ser una elección a nivel nacional, en realidad son 153, y en esta ocasión 146 elecciones con planes de gobierno y candidatos diferentes.

Ante tanta diversidad, los ciudadanos tienen la oportunidad de escudriñar a los candidatos, sus programas de gobierno, y castigar o premiar a partidos que hayan hecho malas o buenas gestiones.

Alternativa por el Cambio
Róger Núñez, ex pescador, administrador de empresas, administrador de aduanas y estudiante de Derecho, fue el único concejal a nivel nacional que ganó Alternativa por el cambio en 2004, cuando dicho partido se posicionó como segunda fuerza detrás del FSLN y por encima del PLC.

Su fórmula y concejales provienen de dirigentes del PLC y del FSLN; su candidata a vicealcalde era la presidenta municipal de los liberales en el municipio y ha obtenido el respaldo de militantes sandinistas.

Recientemente la ALN y el PRN cerraron filas a su favor, y recibirá el respaldo en los próximos días del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, de parte de su presidente municipal Julio Chévez y del Partido Conservador por parte de la ex candidata a alcaldesa Ivón Ocampo.

Una temprana encuesta en mayo de la firma M&R lo posicionó en el primer lugar con el 28 por ciento, en segundo lugar al FSLN, y a los liberales con menos del tres por ciento, pero una masa mucho más grande de un 40 por ciento no mostraba su intención de votos.

Prioridad: el campo
Núñez promete ayudar al campo, donde --según él-- se encuentra la mayor parte del electorado y la más olvidada por el gobierno municipal, al que consideró una buena administración, sin embargo, señala que hay algunos retos pendientes que él resolverá.

Ciertamente, según el último censo del Instituto Nicaragüense de Información para el Desarrollo, Inide, el 60 por ciento de la población sanjuaneña se encuentra en las comunidades rurales y el 40 por ciento en el casco urbano.

“San Juan del Sur no es sólo la bahía, mejoraremos los caminos rurales para poder comenzar a hablar del turismo rural comunitario”, señaló Núñez.

Pese a ello, considera elemental usar la autonomía municipal para dar seguridad a los inversionistas y generar empleos. También un tema crucial es el acceso libre a las costas.

Una candidata FSLN diferente
La mayor carta de presentación de Consuelo de Jesús Rivera es la excelente administración a cargo de la Junta Directiva del pueblo indígena de Mozonte, así como su militancia en el Partido Resistencia Nicaragüense, PRN.

El PLC nunca ha perdido las elecciones, y le sacó 388 votos de diferencia en el mejor registro que tuvo el FSLN, en un padrón electoral que a duras penas sobrepasa los tres mil votantes. En esta ocasión, Rivera tiene el respaldo de parte del Consejo de Ancianos, que ha querido hacerlo abiertamente, la mayoría simpatizantes liberales. El mayor peso, el de la alcaldesa de vara, Fermina Gómez, de 85 años, y presidenta del Consejo de Ancianos.

Rivera se propone un ambicioso proyecto de construcción de 400 viviendas, proyecto que no considera inalcanzable, pues ya ejecutó uno similar cuando fue presidenta del pueblo indígena con el apoyo de organismos donantes en la lucha contra el Mal de Chagas, causado por los chinches en las casas de adobe.

También el mejoramiento de los caminos rurales y la protección de las cuencas del río Coco, y de los ríos Quisulí, Mozonte y Achuapa. Por otro lado, el rescate de la identidad cultural y el respeto a las autoridades tradicionales del pueblo indígena.

“Somos herederos de una cultura ancestral y promoveremos el rescate de la identidad cultural y de nuestras propias formas de organización. La gente no está viendo partidos, está viendo la capacidad de las personas, y yo no soy fanática de ningún partido”, afirmó Rivera.

El caso Granados
José Ángel Granados, ex presidente del PLC en Rivas arrebató una gran parte de la estructura de su antiguo partido, y se perfila como una tercera fuerza con el 21 por ciento de los votos según la encuesta de la UCA, pero confía en que su mayor electorado está en el campo y saldrá más favorecido. Granados podría recibir el respaldo del MRS en los próximos días. En fuentes del PLC se asegura que una vez que gane la alcaldía, volverá al PLC.

¿Volverá Jinotepe al PLC?
Martan Frutos Arévalo Rojas, de 59 años, tiene la posibilidad de vencer al FSLN en Jinotepe, una plaza sandinista, y donde el PLC había sido desplazado por APRE a la tercera fuerza, y por el MRS en las elecciones nacionales, cuando ni siquiera pudo empujar una diputación departamental.

Arévalo logró la alianza con el MRS, partido que obtuvo más de cinco mil votos en las elecciones nacionales. El candidato liberal también logró cohesionar alrededor de su candidatura a los candidatos del PRN, Partido Conservador, y candidatos a concejales de la ALN.

“Siento que es una mayor responsabilidad, además, los que me apoyan saben que están apoyando a Martan no al Partido Liberal”, afirmó Arévalo.

Tal afirmación fue corroborada por Roberto Samcam, ex candidato del MRS en Jinotepe, quien aseguró que la alianza en esta ocasión era por el candidato y por lo tanto no estaban negando su condición en contra del pacto que sostiene el PLC con el FSLN.

Adhesión del ciudadano es diferente
Para Ortega Hegg, este tipo de experiencias revela que la adhesión del ciudadano hacia determinado partido es diferente y la figura del candidato es lo más importante. Ejemplo de ello, según el investigador, es que el FSLN en las elecciones nacionales obtuvo el 46 por ciento del electorado, mientras en las elecciones nacionales a penas ganó con el 38 por ciento.

En las elecciones de este año, los partidos echaron su maquinaria para lograr elecciones polarizadas. A juicio de Ortega Hegg, los ciudadanos todavía tienen tiempo para exigir debates sobre sus problemáticas con sus candidatos y no con temas de la agenda nacional, en las últimas dos semanas de la campaña.


Efectos Zeledón y Valenzuela
En los municipios de Estelí y Matagalpa, pese a que a nivel nacional el FSLN bajó en intención de votos según la última encuesta de la Universidad Centroamericana para Foro Electoral 2008, las personalidades de Francisco Valenzuela y Sadrach Zeledón, respectivamente, hicieron crecer el electorado o al menos mantuvieron la amplia ventaja de su partido sobre el más cercano competidor el PLC.

Valenzuela ganaría, según la encuesta, con el 50 por ciento, seguido del PLC con el 34 y la ALN con el 11 por ciento. Pese a ello, en la última elección el FSLN obtuvo el 67 por ciento de los votos. Esa disminución puede ser a causa del intento de polarización, que aumentaría los votantes liberales, que unidos ALN y PLC sumarían 45 por ciento. Valenzuela presenta como elemento de su currículum, que entre 2000 y 2004, su alcaldía fue seleccionada como la más participativa y transparente del país.

Zeledón muestra su excelente administración de 2000 a 2004, también reconocida por la alta participación ciudadana. En Matagalpa, el FSLN aumentó su electorado, y según el sondeo ganaría con un amplio margen de 57 al 28 por ciento sobre el PLC y el 7 por ciento para la ALN. La única variante es que ahora su gobierno se afrenta de la participación ciudadana y la limita a los CPC; condición que apartará a aquellos sectores de la población que no comparten el pensamiento del FSLN.