•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La reforma al Código Militar propuesta por el Ejecutivo a inicios de noviembre no tendrá más consulta que la que se hizo en diciembre pasado con el Ejército de Nicaragua, pues la Comisión de Gobernación del Legislativo cerró consultas ese mes y firmó un dictamen, según el diputado sandinista Edwin Castro.

Consultado este jueves sobre lo dicho por sus colegas opositores Wilber López, jefe de la Bancada Alianza PLI, Bapli, y del diputado Luis Callejas, de extender las consultas a la reforma al Código Militar con otras instancias, Castro dijo que no se debe obviar que en el 2013 dicha Comisión ya había cerrado las consultas con la institución armada.

“Tengo entendido que la comisión había decido el año pasado ya cerrar las consultas, fue una decisión de comisión, y en las comisiones el hecho de que cambien de presidente no significa que sus decisiones se boten, hay una decisión tomada y entiendo que ya hay un dictamen firmado, eso no lo pueden obviar”, dijo Castro.

El diputado sandinista agregó que el nuevo presidente (Luis Callejas) puede proponer a los miembros de la Comisión alguna otra situación, “pero serán los miembros en su conjunto los que decidan qué se va a hacer”, señaló.

El lunes de esta semana los diputados de la Bancada Alianza PLI, Bapli, López y Callejas, dijeron a END que la Comisión de Gobernación, ahora presidida por su bancada ampliaría las consultas a la reforma al Código Militar con otras instancias, por considerar que la modificación a este Código es sumamente importante.

López y Callejas mencionaron que hay actores importantes en el país que deben ser tomados en cuenta con relación al punto.

Lo que propone la reforma

La reforma al Código Militar propone la participación del Ejército en la protección de los sistemas de datos, registros informáticos, espectro radioeléctrico o afectaciones a los sistemas de comunicación nacional y lo dispuesto para la defensa nacional, siempre en coordinación con las instituciones competentes.

Establece, además, que el tiempo del servicio militar activo será hasta los 65 años como edad máxima y que por interés institucional el tiempo de la prestación del servicio militar podrá extenderse para los oficiales generales, por autorización del presidente de la República y jefe supremo del Ejército.

Asimismo, plantea que oficiales en retiro (después del 2 de septiembre de 1994) podrán reincorporarse al Ejército de Nicaragua “asumiendo los derechos, deberes y obligaciones propios de los militares activos”.

El miércoles 4 de diciembre se presentó hasta la Asamblea Nacional el jefe del Ejercito de Nicaragua, general Julio César Avilés, en esa ocasión el diputado sandinista Filiberto Rodríguez, anterior presidente de la Comisión, señaló que con las institución militar finalizaban el proceso de consulta.

En tanto, el general Avilés manifestó ese día, que la reforma busca incorporar al menos 18 subestructuras que fueron creadas entre 1994 y 2013 y que funcionan actualmente dentro de la institución militar, entre ellas: el Cuerpo de Ingenieros, la Dirección de Asuntos Civiles, el Cuerpo de Transmisiones, el Batallón Ecológico, el Destacamento Naval de Aguas Interiores, y la Unidad Humanitaria de Rescate.

Consultado sobre el reintegro de efectivos, Avilés descartó la reincorporación masiva de militares en retiro a las filas del Ejército y aclaró que solo reactivarán a los cuadros que se hayan especializado en el exterior, “para aprovechar sus conocimientos” dentro las Fuerzas Armadas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus