•  |
  •  |
  • END

El presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, y los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, se trenzaron ayer en mutuos chantajes políticos, motivados por una reforma presupuestaria que pretende asignar 70 millones de córdobas extra al Poder Electoral para “garantizar los comicios municipales” del próximo nueve de noviembre.

“Si no hay dinero, no hay elecciones”, dijo Rivas, antes de entrar a una reunión con una comitiva de diputados liberales, encabezada por el jefe de bancada del PLC, Maximino Rodríguez. El motivo del encuentro fue precisamente conseguir y garantizar el apoyo de los legisladores para la aprobación –con carácter de urgencia-, de la reforma presupuestaria.

El diputado liberal y primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, dijo que existe voluntad por parte del PLC de aprobar los 70 millones de córdobas, sin embargo, retó al presidente del Poder Electoral a que demuestre “voluntad política” y garantice la entrega de miles de cédulas de identidad y documentos supletorios antes del nueve de noviembre y, además, que extienda las acreditaciones de observadores electorales al Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, y el Grupo Cívico “Ética y Transparencia”.


Niega chantajes
Navarro negó que ambas peticiones sean condicionantes o “chantajes” para aprobar la reforma presupuestaria. Según el legislador, el PLC no cargará con los futuros señalamientos del CSE en caso de que, por falta de dinero, las elecciones municipales sean de mala calidad.

Una tercera condicionante de los liberales es que la Asamblea Nacional aprueba la reforma a la Ley de Identificación Ciudadana, a fin de extender la vigencia de las cédulas de identidad de los ciudadanos de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, considerando que estos documentos se vencen el próximo 31 de diciembre y los comicios municipales en esa región son el 18 de enero de 2009.


Quieren crear caos
Una vez más, Rivas acusó a Ipade y Ética y Transparencia de intentar deslegitimar los resultados de los comicios si el CSE no autoriza su participación como observadores nacionales.

El presidente del Poder Electoral recordó a los representantes de ambos organismos que si tratan de realizar las actividades de observación sin autorización del CSE, se pondrán al margen de la ley.

En todo caso, Rivas garantizó que antes de concluir la semana el Poder Electoral tendrá una respuesta en torno a las acreditaciones de ambos organismos.

La iniciativa de reforma fue presentada oficialmente ayer ante la Primera Secretaría y se espera que el presidente del Parlamento, René Núñez, convoque a sesión plenaria esta semana para su aprobación.