•  |
  •  |
  • END

“Una casa mejor”. Así se denomina el nuevo programa gubernamental financiado con fondos de la Alternativa Bolivariana de las Américas, Alba; a través de la empresa Albanisa, el cual consiste en la entrega de microcréditos en materiales de construcción a personas de escasos recursos, para la ampliación o reparación de sus viviendas.

El anuncio lo hizo ayer el Presidente de la República, Daniel Ortega, y en los próximos días hará entrega de estos créditos a los primeros 600 beneficiarios de varios barrios de la capital. Ortega dijo que apenas es el inicio del nuevo programa que pretende ampliar a todo el país.

La primera etapa del programa contempla un financiamiento de 70 millones de córdobas; pero además, y sin entrar en detalles, anunció el inicio de otro programa para financiar la microempresa con un fondo inicial de 50 millones de córdobas y con microcréditos, cuyo monto máximo será de 5,000 dólares por beneficiario.


Las proyecciones
La información fue aplaudida por un nutrido grupo de mujeres, beneficiarias del programa “Usura Cero”, del Distrito 6 de Managua, quienes ayer recibieron los microcréditos para impulsar sus pequeños negocios. Ortega hizo un recuento asegurando que a la fecha se han entregado 244 millones 281 mil 400 córdobas a 40 mil 331 personas de escasos recursos en todo el país.

El gobierno espera llegar a 73 mil 747 personas al 31 de diciembre del presente año, lo que representaría unos 400 millones de córdobas en microcréditos. Según el recuento gubernamental, de los préstamos otorgados se han recuperado 111 millones de córdobas, de los cuales ya se reasignaron 38 millones a través de préstamos a un mil 54 personas que lo necesitan, lo que representa un 35 por ciento de rotación.

Según Ortega, los programas “Hambre Cero”, “Usura Cero”, “Calles para el Pueblo” y “Casas para el Pueblo”, superan los 2,000 millones de córdobas en beneficios, “parte financiado con el presupuesto y parte con fondos de Albanisa”, reiteró.

El “pelo en la sopa”
Sólo por uno corto instante, el recuento gubernamental sobre la ejecución de estos programas se vio empañado por los nuevos ataques del mandatario nicaragüense contra los medios escritos de comunicación, a los que calificó de “Caínes”, por criticar, según Ortega, a Alba-Caruna y a quienes se benefician a través de esta financiera.

Ortega señaló a EL NUEVO DIARIO y a La Prensa como los “enemigos de los pobres”, porque, según él, los dueños de estos medios de comunicación “no soportan ver tantos beneficios para los pobres”.

El mandatario nicaragüense defendió a Alba-Caruna, “por ser la única financiera que otorga préstamos a los pobres”.