•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La diputada Alba Palacios, primera secretaria del Poder Legislativo, confirmó este martes que los funcionarios con cargos vencidos en las instituciones y poderes del Estado podrían ser electos después de las elecciones regionales en la Costa Caribe, si las fuerzas políticas en el parlamento se ponen de acuerdo.

La legisladora sandinista dijo ayer que la Junta Directiva de la Asamblea Nacional aprobó en el orden del día para este primer semestre la incorporación de todos los informes que tienen que ver con los nombramientos de los distintos funcionarios de las instituciones y poderes del Estado.

“En este caso sería para la elección del superintendente de Bancos, para la elección del procurador y el subprocurador de los derechos humanos, para la elección de los miembros del Consejo Superior de la Contraloría General de la República, para la elección de los magistrados propietarios y suplentes del Consejo Supremo Electoral y de la Corte Suprema de Justicia”, precisó Palacios.

La diputada, sin embargo, aclaró que la elección de estos funcionarios estaría a merced de lo que decidan las fuerzas políticas más prominentes del país. “De tal manera de que en su momento cuando ya las fuerzas políticas nos indiquen, se hará la elección que corresponde”.

Palacios dijo que ya hay un dictamen con un informe de cada uno de los aspirantes a los cargos públicos y que ese dictamen no ha perdido vigencia, por lo tanto algunas nuevas propuestas que puedan surgir de las fuerzas políticas o del mismo presidente de la República se estarían recibiendo en el plenario del Legislativo para su discusión.

“Ya están los informes, están los candidatos que en ese período estaban propuestos y, están todas las entrevistas y los que ellos consideraron que reúnen idoneidad están ahí”, agregó Palacios, quien aseguró que los dictámenes de la Comisión Especial Constitucional conformada en 2010 no han caducado porque el tema nunca ha perdido interés ni vigencia.

Urcuyo y Cabezas

En 2010 una Comisión Especial Constitucional conformada por ocho diputados: dos sandinistas, José Figueroa y Edwin Castro; dos PLC, José Pallais y Ramón González; dos del PLI, Carlos Lagrand y Adolfo Martínez Cole; uno de ALN, Ramiro Silva, y uno de la Bancada Unidad Nicaragüense, BUN, Guillermo Osorno, firmaron un dictamen favorable en el que propusieron reelegir a algunos funcionarios de los que hoy tienen cargos vencidos.

En ese entonces, la Comisión Especial Constitucional llegó a un consenso para que se propusiera la reelección de Omar Cabezas en la Procuraduría de los Derechos Humanos y de Víctor Urcuyo en la Superintendencia de Bancos. De la misma manera había una mayoría de diputados que propuso la reelección del contralor Guillermo Argüello Poessy, y de Luis Ángel Montenegro.

 

La lista

La lista de algunos de los funcionarios con cargos vencidos, la integran: 10 magistrados del Consejo Supremo Electoral; 16 magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Además, hay cinco funcionarios de la Contraloría General de la República; el presidente y el vicepresidente de la Superintendencia de Bancos; el procurador y el subprocurador para la Defensa de los Derechos Humanos; y el fiscal general de la República.

Actualmente los funcionarios que se mantienen en esos cargos están amparados en el Decreto Ejecutivo 03-2010, y en el artículo 201 de la Constitución Política de 1987.