•  |
  •  |
  • END / Canal 11

Dirigentes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, encabezada por Cesar Pérez y por el secretario general de la Federación de Profesionales de la Educación Superior, Fepdes, Freddy Franco --uno de los docentes que apareció junto a Rosario Murillo, descalificando la encuesta presentada por la UCA la semana anterior--, irrumpieron ayer esta universidad y luego fueron expulsados de la misma.

Encapuchados con camisetas con mensajes de “El amor es más fuerte que el odio” irrumpieron en el campus de la Universidad Centroamericana para lanzar bolsas de agua, quebrar ventanales y ocasionar zozobra a su paso, hecho que la rectora de dicha institución, doctora Mayra Luz Pérez Díaz, calificó como “violación a los derechos humanos de docentes y estudiantes que a esa hora recibían clases”.

Los intrusos sacaron camisetas con el logo del “Programa amor” de sus mochilas, se las pusieron, y sacaron rollos de calcomanías de la campaña electoral de Alexis Arguello.

El dirigente de la UNEN, César Pérez, mientras ofrecía declaraciones a los periodistas y se ufanaba de defender su derecho a expresarse, lanzó un puñetazo a un estudiante que interrumpió sus declaraciones pidiéndole que abandonara el recinto.

Provocación
La dispersión de afiches proselitistas en el recinto universitario provocó la reacción de los estudiantes que poco a poco hicieron que los “visitantes se replegaran hacia los portones de salida, en señal de rechazo. “Fuera, fuera, fuera”, gritaban los estudiantes de la UCA.

En ese momento comenzó una lucha verbal, y después una de botellazos y empujones. El enfrentamiento se prolongó unos 15 minutos, hasta que autoridades de la UCA intervinieron para pedir a los manifestantes que dejaran las instalaciones de la universidad ante la violencia generada.

“Aquí los compañeros de la UCA dicen que ellos han peleado por el seis por ciento, pero nunca están presentes (…) sólo los estudiantes de las públicas han salido golpeados, no los culitos rosados que hay aquí en la UCA”, expresó otro dirigente de la UNEN.

Freddy Franco, quien se negaba a salir de la universidad, resaltó que “la universidad es del pueblo, por tanto no debe de haber ninguna restricción”.

El estudiante Alejandro Vallecillo resultó con un ojo lesionado por una pedrada lanzada por los invasores; también Gema Campos y Felipe Ruiz, de Comunicación Social.

Seis por ciento sin condiciones
La tarde de ayer, las autoridades de la UCA lamentaron los sucesos. La doctora Mayra Luz Pérez Díaz, Rectora del Alma Máter, ante veladas amenazas de sus agresores, afirmó que el porcentaje que recibe la UCA, del seis por ciento del presupuesto nacional no debe ser condicionado.

“Es un subsidio que se recibe del pueblo de Nicaragua y no debe estar sometido a condiciones políticas”, reiteró, ante las amenazas de los invasores de influir para retirar el seis por ciento a esa universidad, al tiempo que criticó los métodos utilizados para resolver las divergencias. “No compartimos estos métodos que ya debieron haber trascendido y quedado enterrados en la historia”, dijo la rectora.

Según dirigentes de la UNEN consultados por EL NUEVO DIARIO, pero que prefirieron el anonimato, regresarán para demostrar que tienen el control en todas las universidades. César Pérez fue mas explícito: “Vamos a venir cuando nos dé la gana, porque la UCA nos pertenece”.