• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • EFE

Otto Guevara Guth se ha convertido en el "eterno" candidato de la derecha costarricense al aspirar por cuarta vez consecutiva a la Presidencia de Costa Rica, ahora con la promesa de reducir el peso del Estado y ampliar la participación privada.

Guevara, un abogado de 53 años graduado en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, es fundador del Partido Movimiento Libertario (ML) y ha sido su candidato presidencial en 2002, 2006, 2010 y 2014.

En el 2002 obtuvo el 1,7% de los votos, en el 2006 el 8,5% y en el 2010 el 20 %, mientras las encuestas lo ubican actualmente como uno de los cuatro candidatos con posibilidades de ganar, aunque lo más probable es que se deba efectuar una segunda vuelta ya que previsiblemente ninguno alcanzará el 40 % de apoyo.

Tildado por algunos rivales políticos de "populista" y "privatizador", Guevara es el principal exponente de la derecha costarricense, aunque afirma haber "madurado" y moderado algunas de sus posiciones más radicales.

En ese proceso de "maduración", estableció para la actual campaña una alianza con un sector del Partido Unidad Social Cristiana y se ha manifestado en contra del aborto y de ir más allá de una unión civil entre personas del mismo sexo.

Liberal de centro

Él mismo se ha declarado como un "liberal de centro", pero en sus propuestas del plan de Gobierno se observa la intención de reducir el tamaño del Estado y privatizar algunos servicios e instituciones públicas.

Guevara ha dicho que no impulsará impuestos nuevos para combatir el déficit fiscal, pero que sí detendrá el crecimiento de la nómina estatal y realizará "traslados horizontales" de personal para mejorar los servicios públicos.

Otra de las prioridades de este candidato será la revisión de "cláusulas abusivas" de las convenciones colectivas, que suponen una "pequeña hemorragia para las finanzas públicas".

También apuesta por la privatización de la estatal Fábrica Nacional de Licores (Fanal), pues considera que es "inmoral" que el Estado produzca y venda bebidas alcohólicas.

Guevara ha insistido en su propuesta de bajar el precio de la electricidad, por lo que entre sus planes está la apertura a la competencia privada del mercado eléctrico, en manos del estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Sus fichas

De llegar a la Presidencia, Guevara apostará todas sus fichas a eliminar trámites burocráticos y facilitar la atracción de empresas e inversión, con lo que ha prometido que la economía crecerá al 7 % anual y se generarán 500.000 puestos de trabajo, cifra que duplica a los desempleados actuales.

Durante su campaña política, este empresario y exdiputado (1998-2002) ha insistido en atacar el "continuismo" y la "corrupción" del gobernante Partido Liberación Nacional y el "comunismo" del izquierdista Frente Amplio.

Guevara, soltero y novio de la dermatóloga Ileana Alfaro, a quien conoció en una fiesta y luego contactó por Facebook, es considerado por buena parte de las mujeres del país como un hombre atractivo, a lo que se suma su buen desempeño como orador y su habilidad para desenvolverse ante las cámaras de televisión.

Es parte de múltiples negocios y se ha visto envuelto en la polémica por una denuncia del Tribunal Supremo de Elecciones en contra de dos funcionarios de su partido por supuesta estafa al cobrar fondos estatales para capacitaciones que nunca se realizaron.

Guevara, que suele usar elegantes trajes y camisas rojas alusivas al color de la bandera de su partido, se ha sacudido las críticas y ha afirmado que en su contra no existe investigación alguna.

Este candidato tiene la habilidad de adaptarse a las circunstancias, pues puede pasar de la formalidad de una reunión con sectores económicos y empresariales, a bailar reguetón en una concentración de seguidores, como hizo en octubre pasado cuando se colocó una gorra con la visera para atrás, lentes oscuros y una cadena.

Guevara se ha mostrado seguro de que ganará las elecciones del próximo 2 de febrero, pero de no lograrlo no descarta volverse a postular en el 2018.