•  |
  •  |
  • END

El gobierno se comprometió ayer a impulsar una reforma total a la Ley de Prevención, Rehabilitación y Equiparación de Oportunidades para las Personas con Discapacidad, en un acto en el que el presidente Daniel Ortega anunció la construcción de diez centros de rehabilitación el año próximo y aseguró que “todos los nicaragüenses tenemos algún tipo de discapacidad”.

En representación de las asociaciones de discapacitados, Alma Nubia Baltodano pidió a Ortega una mayor atención a este sector en las políticas públicas, y la reforma total a la Ley de Prevención, Rehabilitación y Equiparación de Oportunidades para las Personas con Discapacidad, Ley 202, pues ésta, argumentó Baltodano, es eminentemente asistencialista.

Baltodano también pidió un análisis exhaustivo en los temas educativos, pues sordos y ciegos, además de otros discapacitados, están inhibidos de ingresar a centros públicos y privados porque los maestros no están preparados para atenderlos.


Firma de convención
El gobierno celebró la firma del protocolo de la Convención sobre Derechos de los Discapacitados, que debe ser ratificada por la Asamblea Nacional y que entró en vigor en mayo de este año.

El mandatario se comprometió a impulsar una campaña de sensibilización cuyo propósito es que los discapacitados sean vistos por la sociedad como sujetos de derecho.

“Ustedes -–dijo Ortega a los discapacitados presentes en la Casa de los Pueblos-- han sobrevivido al capitalismo salvaje. Los reconocían como una carga, como un estorbo- y ve, decían: ‘Démosle migajas’, pero ustedes son seres humanos con iguales derechos que el oligarca más encopetado”.