Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Uno de los profesores que acompañaba al grupo que intentó ingresar sin permiso a la UCA, Freddy Franco, es uno de los docentes que apareció la semana pasada junto a la primera dama, Rosario Murillo, descalificando la encuesta que la UCA elaboró sobre la intención de votos en las elecciones municipales.

En dicho estudio el candidato del FSLN aparece abajo en la intención de votos por la Alcaldía de Managua, frente a su principal competencia, Eduardo Montealegre, del Partido Liberal Constitucional.

Franco, sindicalista universitario, miembro del Consejo Nacional de Universidades, recorrió junto a la profesora Marcelina Castillo y Humberto Avilés, de la UCA, varios medios de comunicación, criticando la encuesta y a los medios que la publicaron.

A dicho profesor se le vio el pasado 28 de octubre en el parqueo de la UCA, con camiseta con lemas y emblemas oficialistas, con un megáfono en la mano, discutiendo con estudiantes del recinto que le exigían que se fuera de la universidad.

“La universidad es del pueblo, por tanto no debe de haber ninguna restricción”, dijo Franco al explicar su presencia en el grupo.


Los fajeados por el poder
El ingreso intempestivo a la Universidad Centroamericana por parte de estudiantes, militantes y activistas afines al gobierno del presidente Daniel Ortega, ocurrió después de una serie de eventos cívicos, académicos y políticos promovidos desde esa universidad, los cuales han causado molestias profundas en la Secretaría del FSLN.

Inicialmente, un grupo de jóvenes de dicha universidad, denominado Movimiento No, se presentaron frente a las instalaciones del Canal 4 a protestar contra el gobierno. Periodistas y trabajadores de ese canal oficialista, más miembros de los CPC y militantes del FSLN, sacaron a golpes, patadas y fajazos a los protestantes.

Posteriormente, en el Aula Magna “César Jerez” de la UCA, las autoridades de esa universidad, junto a personal diplomático de Noruega y cuerpo estudiantil, entregaron un premio al equipo de investigaciones de EL NUEVO DIARIO, ganador del Concurso de Periodismo Investigativo “María José Bravo”, por haber elaborado reportajes sobre actos de corrupción del actual gobierno.

Periodismo y corrupción gubernamental
En dicho evento la rectora, Mayra Luz Pérez, pronunció un discurso donde elogió la práctica del periodismo de investigación en Nicaragua, como parte de los retos a conquistar “en tiempos sombríos y de insomnio”.

Posteriormente la UCA hizo pública una encuesta académica en el marco del programa de debate cívico Foro Electoral, que auspicia EL NUEVO DIARIO, la UCA y el Canal 10.

El estudio no fue del agrado de la primera dama, Rosario Murillo, quien llamó a conferencia de prensa desde la Secretaría del partido-gobierno para desvirtuar la encuesta y criticar a los medios.

Después de esos incidentes ocurrió la irrupción de los CPC al Alma Máter y la presión sandinista de retirar del Presupuesto General de la República la partida que la UCA recibe del seis por ciento que el Estado otorga a varias universidades, bajo el argumento de que en ese recinto estudian “ricos” y “oligarcas”. Las reservas para entregar el aporte constitucional a la UCA han sido de siempre; tanto esta universidad como la Upoli han sido blancos de críticas y amenazas de quitarles el presupuesto estatal.