AFP
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, sostuvo este jueves ante la Cumbre Iberoamericana de San Salvador que la crisis financiera mundial muestra que "el capitalismo está matando al capitalismo".

Ortega, líder izquierdista de uno de los países más pobres de América Latina, afirmó que las carencias de Nicaragua son tan grandes que en nada inciden las fluctuaciones de los mercados internacionales.

"No tenemos mucho que perder. Estamos tan empobrecidos que, si la Bolsa (de Nueva York) sube, seguimos (igual) y si cae seguimos también (igual)", dijo ante jefes de estado y de gobierno de 22 países.

"Lo que está fallando es el modelo que se llama capitalismo", sostuvo Ortega para quien ese sistema económico está equivocado "desde sus orígenes".

"Fracasó la ilusión de que enriqueciéndose unos pocos, esa riqueza se derramaría y beneficiaría a las mayorías empobrecidas. Es una mentira repetida para defender la concentración de la riqueza en pocas manos", afirmó.

En su discurso, Ortega reclamó una mayor integración entre los países centroamericanos y entre estos y los del sur del continente. Al mismo tiempo criticó los acuerdos de integración con los países del norte, como Estados Unidos, porque "no reconocen las asimetrías" entre los socios.

Nicaragua es uno de los países del istmo que participa del Tratado de Libre Comercio entre la región y Estados Unidos pero sostuvo ello no es solución para salir de la pobreza.

"No se logran establecer relaciones comerciales que tomen en cuenta las asimetrías entre nuestros pueblos empobrecidos y los países desarrollados", advirtió y señaló como prueba el permanente flujo migratorio clandestino a Estados Unidos o Europa.

"Estados Unidos gastó miles de millones de dólares para evitar el tránsito de inmigrantes y no lo va a conseguir. Lo va conseguir el día que se reconozcan las asimetrías entre los países desarrollados y la economía de los países empobrecidos", agregó.