•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Asamblea Nacional recibirá esta semana la iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la Policía Nacional, y la expectativa de algunos diputados es que se discutan mecanismos para controlar las coimas o “mordidas” que “de manera aislada” reciben algunos oficiales a cambio de no sancionar a conductores infractores.

El reto lo plantean los diputados Luis Callejas y Filiberto Rodríguez, presidente y vicepresidente de la Comisión de Gobernación de la Asamblea Nacional, a propósito de la aprobación, esta misma semana, de la reforma a la Ley de Tránsito, que contempla un sustantivo ajuste en las tarifas de las multas.

“La corrupción de los agentes de Tránsito es una cuestión entre dos personas, el conductor que corrompe y el corrompido que lo agarra, y que la Policía debe buscar mecanismos para encontrar cuáles son los agentes que piden y que aceptan mordidas, y también de encarcelar a aquellos que la promueven (ciudadanos)”, apuntó el diputado Callejas.

Aunque los legisladores consideran que se trata de “una tarea titánica”, también señalan que la llegada al Parlamento de la iniciativa de la nueva Ley Orgánica de la Policía, constituye una oportunidad para evaluar el tema.

“Esperamos nosotros que va a venir la reforma de la Ley Orgánica de la Policía pronto a la Comisión (Comisión de Gobernación), y que en ese momento podamos aportar algo para mejorar esos aspectos. Nosotros le hemos planteado a la Policía, y esta institución se ha comprometido a mejorar los sistemas de investigación, pero es un tema de academia, es un tema de conciencia, de realidad de los policías, sin embargo, no podemos generalizar (esa mala conducta) a la institución”, manifestó Rodríguez.

 

“Cazadores” de corruptos

Para el diputado Callejas, que los conductores denuncien al agente corrupto es el mejor mecanismo para erradicar esa mala práctica, sin embargo, considera que “eso es bien difícil en este país. Aquí tiene que haber mecanismos, como utilizar señuelos, enviar a gente con cámaras escondidas que actúen como señuelos (en carros particulares) promoviendo corrupción, y al policía que agarren (aceptando mordidas), darle de baja. Es una de las maneras, porque una Ley no te va a parar una corrupción entre dos”, señaló.

Rodríguez coincide en que la población debe aportar en doble vía: denunciando a los oficiales y evitando caer en la mala práctica de ofrecer dinero a cambio de librarse de una multa.

“Se tiene que ir haciendo conciencia del deber de respetar la Ley. Yo insisto en la formación de los valores de la Policía, apelamos a la academia (de Policías)”, dijo el diputado sandinista, haciendo énfasis en que la Policía Nacional es una institución prestigiosa, pero que carece de capacidad para controlar estos aspectos, y justificó su planteamiento señalando que hay dos policías de Tránsito por cada 100 kilómetros.

 

De la Ley de Tránsito

Según diputados, la reforma a la Ley de Tránsito, Ley 431, no tiene fines recaudatorios, sino que busca un ajuste estructural de las multas por el deslizamiento del córdoba frente al dólar, equivalente a un 60%.

La modificación de la Ley, sin embargo, incrementa el valor de la Licencia de Conducir de C$120 a C$200; el examen de sangre pasa de C$100 a C$125, mientras que el examen psicológico disminuye su costo, al pasar de US$10 (256 córdobas) a C$200.

El seguro de la licencia y el seguro por daños a terceros, se unifica en un solo seguro. El seguro por daños a terceros se establece como obligatorio, con multas severas para quien no lo ande.

El diputado Filiberto Rodríguez dijo que la Ley dejará establecido por recomendación de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, Siboif, que a los terceros se les debe pagar los reclamos sin interpretaciones, esto, relacionado a la propuesta de que las compañías de seguros no tienen por qué pagar a quien cause daños cuando maneja bajo efectos del alcohol.

 

Infracciones

Conducir en “estado de embriaguez extrema”, con más de 2 gramos de alcohol por litro de sangre

Conducir en estado de ebriedad de 1 a 2 grados de alcohol por litro de sangre

Embriaguez ligera (de 0.5 a 1 gramo de alcohol por litro de sangre). Antes conducir con aliento alcohólico

Conducir en motocicleta sin casco

Conducir en motocicletas con niños menores de 8 años

Conducir bajo efectos de estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y sustancias controladas

Conducir de forma temeraria (cuando un conductor se le introduzca en la vía a otro)

Provocar accidentes y darse a la fuga

Conducir a exceso de velocidad

Giros indebidos en U y zigzag

Invasión de carril

Participar en competencia ilegales de automotores

Conducir sin licencia

Conducir utilizando manualmente teléfonos móviles o cualquier aparato de distracción

No reportar los cambios de las características físicas del vehículo

Transportar a niños menores de 7 años en el asiento delantero o en asientos posteriores de vehículos sin cinturón de seguridad o sistema de protección o retención infantil

 

Los sin seguro

Con la reforma a la Ley 431 también se incrementa la multa para quienes no porten el seguro obligatorio de su vehículo, la multa estaba a nivel general en C$100 córdobas, para motos, vehículos livianos y pesados pero con dicha modificación las multas quedan de la siguiente manera

 

MOTOS C$500

VEHÍCULOS LIVIANOS C$1,500

VEHÍCULOS PESADOS C$3,000