•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Dirección General de Tributación Directa de Costa Rica, DGT, solicitó ayer información sobre sus sociedades anónimas al candidato presidencial oficialista, Johnny Araya, quien negó que se trate de una investigación por evasión.

"Todas mis cuentas están en regla. He pagado todos mis impuestos", expresó Araya a los periodistas al afirmar que se podría tratar de "un montaje" para afectarle en la campaña política con vistas a la segunda ronda electoral del 6 de abril próximo.

Agregó que la solicitud de las autoridades "pide información financiera y no es sobre evasión de impuestos u omisión en la declaración".

Según dijo Araya, un funcionario de la DGT entregó en su residencia un documento en el que le solicitan información acerca de sus sociedades anónimas, pero las autoridades no han informado oficialmente sobre los detalles.

"No hay ninguna notificación por evasión, es una notificación para que suministre información como la que le puede pedir a cualquier ciudadano", reiteró el aspirante presidencial.

Araya dijo que llamó por teléfono al ministro costarricense de Hacienda, Edgar Ayales, para pedir explicaciones, pero el funcionario le respondió que desconoce la situación.

Omitió información
El director de Tributación Directa, Carlos Vargas, dijo en una conferencia de prensa que no se trata de un caso de evasión deimpuestos, sino de una "omisión en la presentación de información sobre compra de bienes y servicios".

Según el funcionario, Araya no presentó una declaración informativa sobre compras a clientes el año pasado, lo que podría acarrear una sanción económica de hasta US$8,000.

Vargas afirmó que investigará si hubo una filtración de información confidencial, ya que Araya denunció que cuando fue notificado había prensa junto al funcionario de la DGT.

El candidato del oficialista Partido Liberación Nacional, PLN, se enfrentará en una segunda ronda electoral a Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana, PAC, para definir quién presidirá el país a partir del 8 de mayo para un período de cuatro años.