Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Consejo de Ancianos, máxima autoridad de “la nación moskitia” que agrupa a las seis etnias de la Costa Caribe y parte del territorio hondureño, rompió el diálogo que sostenía con el presidente de la República, Daniel Ortega, pues éste condicionó el reconocimiento de sus derechos a cambio de hacer proselitismo político a favor de los candidatos del FSLN en estas elecciones municipales.

Otis Lam, Anciano Mayor, y Gamilias Enríquez, Presidente del Consejo de Ancianos, mediante un comunicado de prensa consideraron que la propuesta enviada por el Presidente a través del líder miskito Steadman Fagoth era “una ofensa y una humillación a esa organización”.

Los detalles
“Ayer (el miércoles), a través de su asesor para este proceso, Steadman Fagoth, el Presidente pretendía acondicionar el apoyo financiero a nuestra gran asamblea, para los cual debíamos nosotros comprometernos a respaldar políticamente al FSLN en estas elecciones, lo cual rechazamos y condenamos”, afirman.

Oscar Hodgson, representante legal del Consejo de Ancianos, junto al dirigente histórico de la Resistencia Indígena Guillermo Espinosa Hemlock, aseguró que la asamblea la harán aunque tengan que viajar varios kilómetros a pie y con sus comidas tradicionales.

Para Hodgson la decisión que ha tomado la nación moskitia es histórica, pues rompe con el gobierno de Nicaragua y en su Asamblea ratificarán su derecho a la autodeterminación.