•  |
  •  |
  • END

El presidente de la República, Daniel Ortega, consideró que el proceso electoral se desarrolla con toda normalidad, pese a los garrotazos y adoquinazos en contra de simpatizantes del Partido Liberal Constitucionalistas, PLC, en Managua y diferentes partes del país.

“Independientemente de algunos incidentes, las elecciones se están desarrollando de forma pacífica, hay casos aislados... de repente hay una reyerta, quién sabe con quién, en el que resultaron heridos y luego hacen el teatro de que fueron los hermanos que están en las rotondas con actividades pacíficas”, afirmó Ortega al referirse a un ataque de simpatizantes sandinistas que revueltos con quienes están en las rotondas apuñalearon y lanzaron adoquines a simpatizantes liberales.

También Ortega señaló que los medios no informan que también candidatos y activistas del FSLN han sido asesinados, pero no dio nombres ni dónde ocurren esos hechos.


Para “rezadores” sí hay policías
Ortega, además, orientó a la Policía Nacional disponer de más efectivos en todas las rotondas para proteger a los miembros de los CPC que oran a favor del gobierno. Según Ortega, el haber involucrado a los “rezadores” podría significar un llamado a la agresión, por lo cual debían ser protegidos.

“No queremos hechos de violencia, demos un ejemplo de civismo”, dijo Ortega, tras ignorar los hechos de violencia en los cuales un simpatizante del PLC resultó con un pulmón perforado.

Por otro lado, también justificó la destrucción de propaganda de los partidos de oposición, para lo cual responsabilizó a EL NUEVO DIARIO y La Prensa, porque según él, fueron los que iniciaron azuzando y resaltando como actos heroicos la destrucción de la propaganda gubernamental.


Un título para Monimbó
Ortega, además, entregó un título de propiedad urbana del Centro Comunitario “Isabel Gaitán” a la comunidad indígena de Monimbó. Pese a ello, uno de los miembros de la Junta Directiva del colectivo indígena afirmó que la lucha sigue en la búsqueda del reconocimiento de las 66 caballerías y 210 cuerdas que conforman el territorio indígena, según el título real otorgado por la corona española.