elnuevodiario.com.ni
  •   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La corrupción, la impunidad y la violencia social siguen muy presentes en Centroamérica, según alertó hoy Estados Unidos en su informe sobre la situación de los derechos humanos en el mundo en 2013, en el que Honduras ya no figura en la lista de países más problemáticos.

No obstante, en Honduras persiste "la violencia social generalizada", Nicaragua tiene un Ejecutivo "cada vez más autoritario" y en Guatemala la corrupción está muy arraigada en los sectores policial y judicial, sostiene el Departamento de Estado en su informe, enviado hoy al Congreso.

En cuanto a El Salvador, EU destaca el "alto nivel" de impunidad, al que contribuyen sobre todo las fuerzas de seguridad, mientras que en Costa Rica y Panamá los abusos tienen que ver con las "duras condiciones carcelarias".

Caso de Nicaragua: poder se centra en un partido político

En Nicaragua en los últimos años "el poder político se ha concentrado en un solo partido, con un Ejecutivo cada vez más autoritario", advierte Estados Unidos en su informe.

Las principales violaciones de los derechos humanos en 2013 fueron las "restricciones" al derecho al voto, "incluidas las políticas significativamente sesgadas para promover la dominación de un partido único".

Asimismo, el informe menciona la corrupción generalizada y la violencia contra las mujeres y contra la comunidad de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales.

El Gobierno nicaragüense "raramente" tomó medidas para perseguir a los funcionarios que cometieron abusos, por lo que la impunidad persiste, asegura.