•  |
  •  |
  • END

En medio de la bulla electoral y ante la ausencia de los dos miembros de la Junta Directiva del Parlamento por el Frente Sandinista, los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, intentaron --sin éxito-- convocar a una sesión extraordinaria para mañana martes, y en ella discutir y aprobar la Ley de Fijación de Plazos de Causas Pendientes del Código de Instrucción Criminal.

De lograr su objetivo, los legisladores habrían aprobado el mecanismo seguro para “liberar” a su máximo líder y reo Arnoldo Alemán Lacayo, condenado a 20 años de prisión por varios delitos, entre ellos, malversación de caudales públicos, fraude, peculado y lavado de dinero.

El diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Ramiro Silva Gutiérrez, confirmó a EL NUEVO DIARIO que el pasado jueves, justo después de la sesión legislativa, Alemán lo llamó por teléfono para preguntarle si estaba dispuesto a convertirse en el “voto 47” para aprobar la referida ley, en el entendido de que los diputados del FSLN y del Movimiento Renovador Sandinista, MRS se opondrían.

Silva dijo que ni siquiera tenía conocimiento de la posible sesión, y que se enteró de ella por el mismo Arnoldo Alemán. Según el legislador de ALN, unos minutos después de la llamada de Alemán, el diputado Mario Valle lo llamó para preguntarle si era cierto que votaría a favor de la mencionada ley.

EL NUEVO DIARIO intentó obtener la versión del diputado Valle, pero éste no contestó las llamadas a su teléfono personal.

Por su parte, el diputado del PLC y primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro Moreira, negó la versión de Silva, y señaló que no hay intenciones de convocar a ninguna sesión legislativa, sino hasta después de las elecciones municipales.

Según una versión extraoficial que circula entre los diputados, el PLC habría pactado ceder la Alcaldía de Managua al FSLN a cambio de que se deje pasar la ley que pondría en libertad a Alemán, pero esta información tampoco fue confirmada.