•   Bluefields, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El abstencionismo alcanzó el 49.97% en las elecciones regionales del pasado domingo en el Caribe, de acuerdo con un informe de los acompañantes del proceso.

Al cierre del proceso electoral en la Costa Caribe, el equipo de acompañamiento electoral del Consejo Nacional Universidades, CNU, reconoció ayer un proceso normal, pero con algunas irregularidades.

Según los acompañantes, la participación en los comicios fue del 50.03% y el abstencionismo del 49.97%. El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, se proclamó triunfador en las urnas, de acuerdo con el Consejo Supremo Electoral.

Anomalías

Michael Campbell, uno de los observadores, criticó “el uso de los teléfonos celulares por los miembros” de las Juntas Receptoras de Votos, JRV.

También mencionó entre las anormalidades el “proselitismo político cercano a las juntas y el maltrato verbal por parte de algunos miembros en las juntas”.

El experto pidió que esas anomalías se eliminen en los próximos comicios.

Quejas

Por otro lado, Campbell afirmó que el 42.9% de los votantes se quejó por el pequeño tamaño de la boleta, mientras que un 22% del personal en las JRV no conocía con certeza sus funciones, y solo el 37% de los votantes eran jóvenes.

Las del domingo fueron las séptimas elecciones celebradas en la Costa Caribe, iniciadas en 1990 y que se efectúan cada cuatro años

La participación ha sido masiva solo en los comicios de 1990 y 1994, pero después en las votaciones el abstencionismo ha sido cercano o ha superado el 50%.

El reto

En tanto, Gustavo Castro, de la Bluefields Indian and Caribean University (BICU), señaló que los representantes de los gobiernos autónomos deben reconquistar a la comunidad apática.

“La gestión y desempeño de los funcionarios debe estar de acuerdo a las necesidades y demandas de la población, debe haber apoyo del Gobierno central y de otras instancias para que poco a poco se recupere el entusiasmo por la autonomía”, afirmó.

 

Los observadores

El grupo de observadores liderados por el CNU estaba conformado por las universidades caribeñas Uraccan y BICU, por el Centro de Derechos Humanos Ciudadanos y Autonómicos, y por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, PPDH.

Para Michael Campbell, de Cedehca, los logros de la autonomía en el Caribe son visibles.

“Hemos avanzado en la demarcación de nuestros territorios, contamos con un sistema educativo autonómico regional, estamos trabajando en nuestro modelo de salud y un modelo de administración de la justicia, nos hemos integrado al Caribe y al plan de desarrollo del país, contamos con instituciones propias de la autonomía que tienen liderazgo en nuestras comunidades” dijo Campbell.