•   San José  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El arzobispo de San José, Rafael Quirós, máxima autoridad de la Iglesia católica costarricense, afirmó que está sumamente complacido con el nombramiento del nuevo cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes.

El dignatario costarricense dijo que conoce personalmente a Su Eminencia, y lo considera un pastor humilde al servicio de su pueblo.

Agregó que el nombramiento del prelado nicaragüense viene a fortalecer los lazos de la Iglesia católica centroamericana con la Santa Sede.

 

¿Qué opina del nombramiento de un nuevo cardenal centroamericano de parte del papa Francisco?

Creo que es una especial muestra de reconocimiento de parte del Santo Padre hacia una región que en medio de su difícil realidad social, lucha por mantenerse firme en la fe y (que) con mucho entusiasmo y compromiso impulsa proyectos pastorales importantes, en sintonía con el espíritu de Aparecida y con el reciente Magisterio Pontificio.

 

¿Ha tenido la oportunidad de conocer en persona al cardenal Leopoldo Brenes?

No solamente conocerlo, sino contar con la amistad de Su Eminencia. Para mí es un verdadero regalo de Dios, pues, su testimonio de humildad, coherencia, claridad de ideas, amor a Dios, amor a la Iglesia, celo pastoral, fortalecen mi propia misión. Por lo que desde que me enteré de su designación experimenté una alegría muy grande, y elevé mi plegaria al Señor por él, y en acción de gracias por tal acontecimiento.

 

¿En qué aspectos fortalece a la Iglesia católica regional el nombramiento de otro cardenal centroamericano?

Creo que todo nombramiento en la Iglesia mira al servicio, por tanto este nombramiento viene a fortalecer la comunión de nuestra Iglesia en Centroamérica y con el Santo Padre, puesto que el cardenal será un estrecho colaborador del papa.

¿Ha escuchado comentarios de feligreses nicaragüenses y costarricenses respecto al nombramiento del cardenal Brenes?

En general las expresiones han sido de alegría, pues se le tiene alta estima a él (al cardenal Brenes) como persona, y se reconocen sus altas cualidades como pastor.

 

¿Puede enviarle un mensaje a la comunidad inmigrante en Costa Rica sobre lo que significa tener un nuevo cardenal nicaragüense?

Ante todo, animarles a que no pierdan la esperanza, pues contar con otro cardenal nicaragüense deben verlo como una especial atención del Santo Padre hacia un pueblo que no echa marcha atrás a pesar de la adversidad. La fe, sin duda, es un elemento de suma importancia, por lo que este nombramiento ha de ayudarles a no apartarse de la fe de la Iglesia. Que la rica religiosidad que traen de Nicaragua nunca la pierdan, y que no pierdan de vista que en este país les acogemos con cariño (aunque) ciertamente no faltarán voces disonantes.

 

Vida sacerdotal

El arzobispo de San José, José Rafael Quirós Quirós, nació en Llano Grande, en la diócesis de Cartago, el 1 de mayo de 1955. Estudió Filosofía y Teología en el Seminario Mayor Central de San José, y se licenció en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma en 1984.

Fue ordenado sacerdote en 1981 por el clero de la arquidiócesis de San José de Costa Rica.

En 2005 fue nombrado por el papa Benedicto XVI como segundo obispo de la Diócesis de Limón. Recibió la Ordenación Episcopal el 22 de febrero de 2006.

El 4 de julio de 2013, a los 58 años, fue nombrado por el papa Francisco como nuevo arzobispo de San José de Costa Rica, en sucesión del arzobispo Hugo Barrantes Ureña, que presentó su renuncia por motivos de edad.