•  |
  •  |
  • END

La administración del gobierno que ha realizado el presidente Daniel Ortega “ha sido decepcionante”, así lo revela un monitoreo a la gestión de gobierno elaborado por el Movimiento por Nicaragua.

Según el estudio, el gobierno ha roto el pacto social de Nicaragua al tratar de destruir la sociedad civil y al reducir la competencia política al eliminar a dos partidos importantes.

“El gobierno ha afectado sistemáticamente los derechos de oposición de la ciudadanía nicaragüense desde que tomó el poder”, dijo el doctor José Luis Velásquez, uno de los autores del estudio.

Para Velásquez lo anterior es evidente, al efectuarse la persecución de las personas que defienden los derechos humanos, la reducción de afectación de los derechos de libertad de expresión, libertad de asociación y la desintitucionalización de la Policía Nacional.

Dijo que con las elecciones municipales a efectuarse este domingo el gobierno busca legitimarse y superar el 37.9 por ciento que logró en la contienda presidencial, por lo que “los nicaragüenses tienen que decidir qué mensaje van a enviar a este gobierno”.

“Eso lo tenemos que ver los nicaragüense, tomar conciencia y movilizarnos…nos jugamos el restablecimiento de una tiranía dinástica en Nicaragua, porque después de las elecciones vienen las reformas constitucionales.

Viene el establecimiento, a través de unas reformas parciales, una reformulación completa del mandato popular, que es cambiar de un sistema presidencialista a un sistema parlamentarista caudillezco”, explicó. El estudio se basó en información recogida en indicadores del gobierno, indicadores internacionales, encuestas a expertos y a la población.