•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El procurador de Derechos Humanos de Nicaragua, Omar Cabezas, afirmó ayer que está dispuesto a investigar supuestas violaciones a los derechos humanos que ocurrirían en la cárcel conocida como El Chipote, una vez que reciba denuncias al respecto.

“Cuando vengan aquí las víctimas, los familiares de las víctimas, a poner una denuncia, inmediatamente salen los oficiales de la Procuraduría a investigar, pero lo que hemos visto es lo que ha salido en los periódicos… no hemos constatado todavía violaciones de derechos humanos, el nicaragüense que tenga una denuncia de violación a los derechos humanos que venga aquí”, dijo Cabezas a periodistas.

Argumento

El procurador respondió de esta manera ante un proyecto de ley de la organización no gubernamental Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), que sugiere el cierre de la cárcel de máxima seguridad El Chipote, en Managua, porque asegura tener denuncias sobre casos de tortura en ese centro de detención.

“No voy a creer en el truquito de los gringos, de los organismos de inteligencia que financian a la CPDH, tengo demasiado trabajo para dedicarme (a eso)”, explicó el procurador Cabezas.

Una misión de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, de la Organización de las Naciones Unidas, visitó Nicaragua en agosto pasado para estudiar el tema en Nicaragua, y sus conclusiones son esperadas en 2014 en este país.

Un informe del Comité contra la Tortura, elaborado en 2009, determinó que entre las “principales preocupaciones” encontradas en Nicaragua estaban que en sus leyes no existe el concepto de “tortura”, y que los “abusos” cometidos por funcionaros públicos hacia la ciudadanía carecían de la “casi total falta de sanciones”.