• |
  • |
  • END

Representantes de organismos juveniles, Judenic y Puente, consideran que estas “elecciones son muy sospechosas”, al admitir su desconfianza en el Consejo Supremo Electoral, CSE.

“Nosotros no confiamos en el CSE, creemos que sólo con el hecho de cancelar la personalidad jurídica a dos partidos y ahora que no haya observación se hacen las elecciones muy sospechosas”, dijo Sergio Balladares, miembro del Movimiento Por una Cultura Política Diferente, Puente.

Puente y Judenic convocaron ayer a conferencia de prensa para hacer un llamado a los nicaragüenses a participar masivamente en las elecciones municipales de este domingo.

“Solamente participando y decidiendo podemos cambiar las cosas”, destacó la presidenta de la Juventud por la Democracia de Nicaragua, Judenic, Marcia Avendaño, al momento de leer su pronunciamiento.

La joven también hizo un llamado de atención al CSE, para que las autoridades de ese poder del Estado “permitan sin amenazas la observación ciudadana del proceso electoral municipal”.

Todos deben ser observadores
La dirigente de Judenic considera que todos los ciudadanos nicaragüenses tienen que ser observadores del proceso electoral, “ya que hasta el día de hoy no han acreditado a aquellos organismos que históricamente han establecido la observación electoral, como parte del proceso democrático en donde la sociedad civil u organizaciones de la sociedad civil participan”.

Ambos dirigentes juveniles también hicieron un llamado a la cordura y a la calma a los simpatizantes de los partidos políticos, que en los últimos días se han enfrentado en las calles.

Cancelaron protesta por amenazas
Avendaño y Balladares anunciaron que habrá más protestas porque ésa es la forma de participar y expresarse ante las irregularidades, y aclararon que sus manifestaciones no sólo son contra el gobierno o contra cierta autoridades, “también son en contra de cualquier persona que nos esté violando nuestros derechos ciudadanos”, dijo Avendaño.

Asimismo, Balladares recordó que ayer estaba programada una protesta frente a la Universidad Centroamericana, UCA, pero no se pudo realizar porque habían amenazas de los mismos que se querían tomar la universidad la semana antepasada y por eso hasta suspendieron las clases en la UCA. Avendaño agregó que no tienen miedo porque la población les da su respaldo y se van a manifestar cuando lo consideren oportuno.