• |
  • |
  • END

Tanto el Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, como Ética y Transparencia, EyT, condenaron ayer el hecho de que los magistrados del Consejo Supremo Electoral se hayan negado a extenderles las credenciales para poder observar las elecciones municipales este domingo.

“Ipade deplora y protesta por esta decisión discriminatoria y sin base legal del CSE. Es inexplicable cómo mientras el CSE ha invitado y financiado a ciertos observadores externos de su preferencia, le niega a los ciudadanos nicaragüenses el derecho a observar su propio proceso electoral”, expresó Mauricio Zúñiga, director ejecutivo de Ipade, al leer un comunicado público de la institución.

Y es que ambos organismos emitieron comunicados públicos en los que dijeron que la medida no tiene base legal y fue tomada bajo criterios antojadizos.

“Vamos a observar y si hay irregularidades las vamos a detectar, estamos listos para detectar cualquier fraude o intento de fraude, nosotros vamos a salir al paso a los malos perdedores que quieran capitalizar el descrédito del tribunal electoral que a diario actúa en contra de sí mismo”, dijo, por su parte, Roberto Courtney, director de EyT.

El valor de la observación
Para Ipade, con la no acreditación, el CSE ha sentado un precedente histórico negativo y se hacen responsables de prohibir una práctica ciudadana que en América Latina y el mundo es promovida, protegida y permitida.

EyT mantiene, sin embargo, que 30 mil observadores están listos para salir a observar utilizando un método que ha sido puesto en práctica en países gobernados por dictadores. Uno de ellos durante el régimen de Augusto Pinochet en Chile; el otro país es Filipinas.

Los observadores de EyT acudirán cada uno a sus Juntas Receptoras de Voto, JRV, como cualquier ciudadano que tiene derecho a ejercer su derecho. Luego al cierre de las votaciones, y según la ley electoral, los presidentes de JRV deben colocar a la entrada del recinto los resultados de la elección. Así EyT espera realizar el llamado conteo “a boca de urna”.

“No creo que seamos agredidos, los CPC son ciudadanos nicaragüenses, no vemos ninguna amenaza, la observación no es un factor para provocar problemas, sino para prevenirlos, y si nos provocan, simplemente nos retiramos y decimos señor perdónalos que no saben lo que hacen”, expresó Courtney.

Para el director de EyT las mejores observaciones electorales en el mundo se han hecho sin acreditación, porque “la voluntad oficial no era muy transparente”.