•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, tendrá la última palabra para decidir si va o no a un diálogo con el Gobierno que encabeza el presidente Daniel Ortega, aseguró este domingo el cardenal de la Iglesia católica, Leopoldo Brenes, luego de oficiar la misa de Domingo de Ramos en la Catedral de Managua.

Brenes fue muy cuidadoso con los periodistas, al decir que estos temas los gustaría comentar después de Semana Santa, pero dejó claro que la decisión sobre el diálogo con el Gobierno se tomará en consenso entre todos los miembros de la Conferencia Episcopal.

“Nosotros nos reunimos y esa es una decisión de la Conferencia Episcopal de Nicaragua. Todos los obispos como ciudadanos podemos tener opiniones personales, pero la decisión es del cuerpo de la Conferencia Episcopal”, señaló Brenes.

El cardenal agregó que al final la decisión se tomará en voto secreto y a nivel de consenso.

Pensemos “si hemos hecho mal o bien”

Consultado sobre la elección de los funcionarios que se realizó en días pasados en la Asamblea Nacional, Brenes dijo que hay que pensar en Nicaragua. “Pensemos en Nicaragua, si hemos hecho mal o si hemos hecho bien, pongámonos en las manos del Señor y que él verdaderamente nos juzgue el día de mañana”, dijo al respecto.

“Yo quisiera pedirles disculpas, pero estos temas quisiera tratarlos después de Semana Santa”, agregó el cardenal.

Sobre el diálogo no político

El cardenal Brenes tampoco quiso opinar sobre supuestos límites de temas que ha puesto el Gobierno en la posible agenda de diálogo y que puede ser la causa que el encuentro se haya “enfriado”. Lo que algunos políticos oficialistas han dicho al respecto es que el Gobierno considera que el diálogo debe tener una agenda social y no política.

“En este momento lo dejo todo en las manos del Señor, no quisiera opinar sobre esto, yo quisiera que todos nos concentráramos en orar al Señor, en pedirle por nuestro país, pedir por cada uno de nosotros para que desde nuestras vidas podamos cumplir a cabalidad y pensemos en Nicaragua y no en nosotros mismos”, dijo Brenes.