• |
  • |
  • END

A dos días de las elecciones municipales, el magistrado del Consejo Supremo Electoral, José Luis Villavicencio, por fin aceptó que existe un problema en la distribución de las cédulas, y también reconoció que en estas elecciones ha faltado la tolerancia, por lo que pidió a los medios de comunicación, a los que llamó “desinformadores”, que ayuden a tranquilizar el ambiente de violencia.

“Para que la gente se calme, para que nos respetemos y nos amemos”, dijo Villavicencio después de alterarse con los periodistas, porque le preguntaron sobre el problema de la retención de cédulas en los Consejos Electorales Municipales, CEM.

Aún así el magistrado Villavicencio admitió que existe un problema en la distribución de las cédulas, pero minimizó las acusaciones de que sólo se están entregando a los partidarios sandinistas.

Minimiza
El magistrado considera que esta confusión de las cédulas no empaña las elecciones, porque son problemas de registro por inscribir mal el nombre y entonces no se puede entregar el documento hasta que se corrija ese problema.

Villavicencio considera que los partidos políticos que han denunciado esos casos lo “han utilizado como estrategia de campaña electoral”. Argumentó que hasta el día de hoy no tiene en su poder la lista de esas cédulas que han sido retenidas. Lo que el magistrado no explica es por qué en las oficinas de cedulación sólo hay una o dos personas para atender a centenares de ciudadanos que han llegado hasta tres veces por su documento.

Villavicencio aclaró que los magistrados del CSE no son investigadores para andar detrás de las acusaciones de los partidos políticos y que sólo proceden a actuar cuando le presentan pruebas.