Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

La otrora Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) fue prácticamente absorbida por la alianza del Partido Liberal Constitucionalista en las últimas semanas, luego que candidatos y estructuras municipales y departamentales declararon sus renuncias públicas, expresa el espíritu de un documento entregado al CSE por el presidente municipal de esta alianza, el ex candidato a vicealcalde por la capital, Francisco Rivera.

El documento recibido por el CSE a las 5:20 de la tarde del día 5 de noviembre de 2008, acusa a las actuales autoridades de esa alianza de “actuar ilegalmente” al delegar a sustitutos en los cargos nacionales y departamentales, al tiempo que más de 30 candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales renunciaron a sus postulaciones para adherirse a la alianza del PLC.

El documento señala que ALN ha perdido su estructura nacional, hecho que violenta deliberadamente los artículos 63 y varios incisos; 72, 73, 74 y 75, que son suficientes causales para la cancelación de la personalidad jurídica de cualquier partido.

La situación actual de ALN la pone a la par de las supuestas causales que llevaron al CSE a presumir vacíos legales en el MRS y Partido Conservador para sacarlos de la contienda electoral.