•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Durante los cuatro años de su Administración, Laura Chinchilla, la primera mujer electa presidenta de Costa Rica (2010-2014), se asesoró mal, según coincidieron los exrepresentantes de la diplomacia nicaragüense, Norman Caldera (2002-2006) y Francisco Aguirre Sacasa (2000-2002).

“Creo que se asesoró mal con sus ministros y viceministros que escogió, no la aconsejaron correctamente, yo quisiera poner eso en contraste con el presidente electo (Luis Guillermo Solís) que ha puesto a un canciller de mucho prestigio (Manuel González Sanz), que estoy seguro que va a tomar actitudes distintas”, dijo Caldera.

Caldera señaló también que la actitud del saliente canciller costarricense, Enrique Castillo, fue equivocada, y calificó como un desacierto el hecho de que el diplomático pidiera a otros países que le cortaran la cooperación a Nicaragua. “Eso fue una abierta violación a la Carta de las Naciones Unidas. Desde ahí comenzó mal”, manifestó.

El peor momento de Chinchilla

En tanto, para Francisco Aguirre Sacasa, el Gobierno de la presidenta Laura Chinchilla pasará a la historia como la Administración que hizo más que otra, por socavar las buenas relaciones que deberían existir con Nicaragua. “No sé si ella fue guiada por alguna xenofobia costarricense contra los nicaragüense o si ella tuvo alguna mala experiencia con Nicaragua”, dijo.

El excanciller agregó que el peor momento de la Administración de Chinchilla fue la construcción de la trocha paralela al río San Juan de Nicaragua, que no solo dañó las relaciones Nicaragua-Costa Rica, sino que golpeó fuertemente la imagen de ese país que valora el medioambiente.

El logro de Chinchilla

Pero no todo fue malo en el Gobierno de Chinchilla. Según Caldera, uno de los logros de la mandataria fue la reciente solicitud de su Gobierno ante la Corte Internacional de Justicia para que este tribunal delimite las fronteras marítimas entre ambos países. “Yo creo que eso le pone fin a un montón de diferendos”, manifestó.

Pero Aguirre Sacasa no le ve nada positivo. Puso el ejemplo de que la saliente presidenta, en los conflictos con Nicaragua, nunca estuvo dispuesta a un diálogo bilateral.

Se despide acusando a Nicaragua

En su último informe ante el Parlamento costarricense, Chinchilla acusó al Gobierno nicaragüense de haber ejercido una actitud hostil que afectó su Administración.

“A nuestro Gobierno le correspondió actuar en tiempos plagados de nubes, que pusieron constantemente a prueba nuestro espíritu. La crítica situación de la economía internacional, los desastres naturales producto del cambio climático y la actitud hostil del Gobierno de Nicaragua”, dijo la saliente mandataria.

Sobre este señalamiento, Aguirre Sacasa y Caldera coincidieron en que la única Administración que ha actuado de forma hostil contra Nicaragua ha sido el Gobierno de Chinchilla. Aguirre dijo que tiene la sospecha de que Costa Rica está aliada con Colombia para presentar a Nicaragua como agresor y aislar al país.

Por su parte, el diputado del Frente Sandinista, Jacinto Suárez, rechazó que Chinchilla culpe a los nicaragüenses de su mala gestión, y aconsejó no prestarle atención a una presidenta saliente.