•   San José  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente electo de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dijo ayer que se siente como un “novio antes de llegar a la iglesia”, a pocos días de que tome el poder, en una ceremonia que se llevará a cabo el próximo jueves en el Estadio Nacional.

“Me siento como un novio que está a punto de llegar a la iglesia. Siento una mezcla de ilusión y de miedo, un miedo que es natural. Pero también me siento muy preparado para iniciar este trabajo”, declaró Solís a los periodistas, tras reunirse con sectores sociales.

El presidente electo, quien sucederá en el poder a Laura Chinchilla, la primera mujer que gobierna en la historia de este país, comentó que se está preparando para corresponderles a los costarricenses.

Asistencia

Para la ceremonia del traspaso de mando, las autoridades costarricenses esperan a unas 70 delegaciones de países con los que Costa Rica tiene relaciones diplomáticas, así como 36 delegaciones de organismos internacionales.

Entre los presidentes que han confirmado su asistencia a la ceremonia, se encuentran el boliviano Evo Morales, el hondureño Juan Orlando Hernández, el panameño Ricardo Martinelli, el dominicano Danilo Medina, y el ecuatoriano Rafael Correa.

Además, se espera al Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón; al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza; al secretario general del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), el salvadoreño Hugo Martínez, y a la secretaria general iberoamericana, la costarricense Rebeca Grynspan.

Al traspaso de poderes asistirán unos 23,000 ciudadanos, a quienes el Gobierno regaló entradas al estadio.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus