•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La decisión de la Corte Constitucional colombiana de que el fallo del Tribunal de La Haya, de noviembre de 2012, no es aplicable porque su Carta Magna prohíbe cambiar los límites marítimos, es una decisión política que no prosperará, según el doctor Carlos Guerra, vicepresidente de la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, y el jurista internacional Gustavo Adolfo Vargas.

“Esto no le cambia nada a Colombia en su situación limítrofe. Los colombianos saben que no va a prosperar esa posición, recuerde que hay elecciones en ese país y están preparando las condiciones políticas para poder paliar esa situación del fallo. Son acciones políticas que han puesto muy en duda la capacidad diplomática de Colombia”, manifestó Guerra.

El magistrado del tribunal Centroamericano resaltó que Colombia con la decisión de la Corte Constitucional, ha venido a echar por la borda su tradición jurídica. “Esa seriedad que tenían ellos en sus sentencias”, dijo Guerra.

Postura cambiará

Por su lado, el jurista internacional y politólogo Gustavo Adolfo Vargas cree que esa decisión del tribunal Constitucional colombiano cambiará posteriormente a las elecciones presidenciales.

Vargas dijo que la tónica es que las relaciones externas de los países cambian en el período pos-electoral, cuando ya hay un presidente electo, el cual busca mejorar las relaciones diplomáticas, aunque ese hecho también depende del mismo mandatario electo y la relación de las fuerzas internas.

Según Vargas, lo que quiere Colombia, es que se firme un nuevo tratado que delimite los territorios marítimos, “pero esto no viene al caso, porque la Corte Internacional ya se pronunció”, explicó.

Clase política en rebeldía

Guerra, sin embargo, cree que es la clase política colombiana la que no acepta el fallo de la CIJ. “El presidente (Juan Manuel) Santos piensa que él perdió el juicio. Entonces todos están echándose la culpa, pero no perdió nadie, lo que se hizo fue justicia de un territorio que estaba siendo usurpado por Colombia”, dijo.

En tanto, Vargas destacó que la Corte Constitucional colombiana está dominada por los conservadores, en la que tienen su influencia también el presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe. “En Colombia, entre conservadores y liberales no hay mucho trecho”, dijo.

 

“Me parece más una sentencia política que de orden constitucional. Santos se estaba quedando solo con su retórica y necesitaba un respaldo de la Corte”. Magistrado Carlos Guerra.