•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El secretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, Jacinto Suárez dijo que la presencia del vicepresidente Omar Halleslevens en la toma de posesión del nuevo presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís “es un gesto amistoso y un olivo de paz” de parte del gobierno nicaragüense.

Suárez dijo que espera que el gesto sea correspondido, contrario a la actitud hostil que demostró el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla.

El diputado también expresó a los periodistas que confía en que el vicepresidente haga “algún contacto” con Solís para entablar un diálogo entre los dos gobiernos.

Recordó la voluntad de que con el gobierno de Solís se retome la comisión binacional para abordar los temas de interés entre ambos países.