Redacción Central
  •  |
  •  |

En un recorrido por los municipios de Jinotepe, La Concepción y San Marcos, se han presentado algunos inconvenientes que se han repetido a tanto en Managua como en las distintas cabeceras departamentales.

En algunos centros de votación, han negado la entrada a observadores nacionales, mientras que en otros se les ha permitido observar.

Incumpliendo con el requerimiento pedido por el Consejo Supremo Electoral (CSE), en la mayoría de las juntas receptoras están sólo dos policías electorales, en ves de tres. Además se les ha prohibido la entrada a los medios de comunicación.

En Masaya, las personas mayores de edad no están votando con ayuda de una persona de confianza, sino con apoyo del policía electoral.

La participación de las personas, en comparación con las elecciones municipales pasadas han aumentado en un 30 por ciento aproximado, según las estimaciones de los observadores internacionales.

(Colaboración de Ramón H. Potosme y Thaimi Acevedo Reyes.)