•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El representante del Vaticano en Nicaragua, Fortunatus Nwachukwu, dijo ayer que el diálogo que tienen previsto iniciar hoy los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, con el gobierno de Daniel Ortega, abre “las posibilidades de entendimiento y de mejorar”.

“Cuando no se dialoga es un fracaso. Entonces, el hecho de hablar, de conocer el punto de vista, los problemas, es ya un éxito para mí”, mencionó ayer el representante del papa Francisco, luego de anunciar una actividad cultural promovida por el Cuerpo Diplomático radicado en Managua.

“Donde hay la posibilidad de conversar tenemos también las posibilidades de entendimiento y de mejorar”, agregó Nwachukwu.

Anfitrión

El nuncio destacó también la apertura por parte del Gobierno nicaragüense y de los obispos de la CEN para iniciar el encuentro.

“Esto es la lógica del diálogo, es un camino juntos, dos lados que se acercan para debatir; naturalmente, cada parte a partir de su punto de vista y de su identidad particular”, detalló.

Fortunatus Nwachukwu aclaró que solo será un anfitrión en el diálogo.

“Nadie me nombró mediador ni interlocutor, yo soy solamente un anfitrión que voy a recibir a las dos partes, y todo lo que piden de mí para poder facilitar su encuentro, su diálogo. Estoy allá para servir, según los parámetros que me dan mis superiores”, agregó.

Señaló también que cuando hay unidad, hay progreso, y que es de esa manera que se puede trabajar mejor para el bien de la población.

“Y estoy seguro de que es lo que todos nosotros estamos buscando, el bien de Nicaragua, el bien de todos los nicaragüenses”, mencionó.

Misa y ayuno

La CEN propuso a sus feligreses que para este miércoles 21 de mayo sea expuesto todo el díael Santísimo Sacramento para la adoración de los fieles, “a quienes rogamos sus oraciones por este encuentro”.

De la misma manera, en las cuentas oficiales de Facebook y de Twitter la Pastoral Juvenil propuso a los jóvenes feligreses un día de oración acompañado de un ayuno, para que el Espíritu Santo guíe a los gobernantes que estarán en el diálogo.

“Te ofrecemos, Señor, este Ayuno en petición de gracia, por nuestros obispos y gobernantes para que en este día de diálogo sea tu mismo Espíritu quien los dirija y anime. Mira a nuestros gobernantes con amor misericordioso y derrama sobre ellos tu espíritu, para que fieles al servicio que prestan a Nicaragua tomen las mejores decisiones, ábreles el corazón y los oídos para que atiendan las voz de los pastores bajo los que nos has puesto”, indica un comunicado de los jóvenes.

 

52.1

Por ciento de los nicaragüense son católicos, según una encuesta de M&R en 2013.

 

"Cuando no se dialoga es un fracaso"

Fortunatus Nwachukwu,

Nuncio Apostólico en Nicaragua