•  |
  •  |
  • END

Los fiscales de la Alianza Partido Liberal Constitucionalista, PLC, fueron los primeros blancos a los que se sacó del juego durante el proceso electoral de ayer, para elegir a las autoridades municipales.

Desde las primeras horas de la mañana, fiscales liberales denunciaron la conformación de algunas Juntas Receptora de Votos, JRV, sin su presencia, ante lo cual los policías electorales no abrieron la boca para defenderse.

En Jardines de Veracruz, a eso de las siete de la mañana, los fiscales de la Alianza PLC fueron sacados a empujones por al menos seis policías electorales que se alcanzaban a ver adentro del Centro de Votación, CV, ubicado en el Colegio Nuevo Amanecer.

No los dejaron conformar mesas
Sin embargo, al momento de constituir la JRV de este centro, no se les permitió entrar ni a los fiscales propietarios ni a los suplentes del PLC, y, según ellos, comenzaron el proceso de constitución sólo con los fiscales de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN.

El fiscal propietario liberal Giovanni Antonio Gaitán Xiu, que se encontraba en las afueras del CV con su credencial, dijo que simplemente le dijeron que no podía entrar.

A empujones
Igualmente, una fiscal suplente liberal de ese mismo CV que pidió no divulgar su nombre, dijo que fue sacada a empujones de la JRV, donde se encontraban al menos seis policías electorales aparentemente sordos, porque parecían no escuchar las preguntas que la periodista de EL NUEVO DIARIO les hacía.

La periodista de END, que estaba a unos tres metros de donde se encontraba la constitución de las JRV, preguntó en voz alta a los representantes del CSE, que por qué no habían permitido la entrada de los fiscales liberales, y luego preguntó a los policías electorales sobre si era verdad que habían sacado a empujones a la señora fiscal.

Tanto los policías electorales, como los miembros que estaban constituyendo la JRV, ni siquiera se inmutaron ante esas preguntas.

Sin fiscales liberales ni observadores de Ética y Transparencia
También en la Escuela “Gabriela Mistral”, ubicada en el Distrito VI, hubo ausencia de fiscales de la Alianza PLC, y tampoco se les permitió la entrada a este CV a los observadores de Ética y Transparencia.

Concejal amenazador
Por su parte, el candidato a alcalde de la Alianza PLC, Eduardo Montealegre, denunció ayer que había sido informado sobre un concejal sandinista que llegó armado al CV, ubicado en Lomas de Guadalupe.

Según lo que le informaron a Montealegre, el hombre preguntaba a las personas que estaban haciendo fila por quién votarían, y si titubeaban, entonces les decía que no los iba a dejar entrar a la JRV porque “ahí ningún liberal iba a votar”, según las declaraciones de Montealegre.

Exclusión comenzó desde el sábado
Los fiscales liberales comenzaron a denunciar desde el sábado que no se les había permitido el acceso a los buses que trasladaban el material electoral a los CV.

Eddy Centeno, Fiscal Liberal del Distrito IV, denunció que los técnicos del CSE solamente permitían a los fiscales sandinistas que estuvieran dentro de los buses esperando el traslado del material electoral.

En otro caso, los hijos del profesor Róger Mayorga, actual jefe de bancada del PLC en la Alcaldía de Managua y primer candidato a concejal propietario de la Alianza PLC, fueron agredidos el sábado en la noche por simpatizantes sandinistas en las instalaciones del Colegio “Francisco Morazán”, ubicado en el Distrito II de Managua, y luego los agredidos fueron detenidos por la Policía Nacional.

ALN denuncia amenazas de muerte
El candidato a alcalde de la Alianza Liberal Nicaragüenses, ALN, de Managua, Efraín Payán Leiva, denunció ayer que su compañera de fórmula, Ángela Ramos, y Eliseo Núñez Hernández, presidente y representante legal de esa alianza, fueron golpeados y amenazados de muerte el sábado en la noche por al menos veinte hombres de la Alianza Partido Liberal Constitucionalista, PLC, mandados por Enrique Quiñónez.

Cierre de JRV
Otro hecho trascendental que se registró en la capital fue el cierre de la Junta Receptora de Votos, JRV, 5911 en el colegio Villa Venezuela, la cual reabrió hasta las 3:15 p.m., luego que se presentara el Director General de Logística Electoral del Consejo Supremo Electoral, CSE, Leandro Delgado.

Dicha junta fue cerrada al mediodía porque, según versiones del fiscal sandinista, Alfredo Aguilar, fiscales del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, llegaron a querer meter a una persona que no aparecía en el padrón electoral, lo cual provocó un enfrentamiento entre los miembros de la junta y quienes hacían fila para votar.

Pero todo se calmó cuando llegaron autoridades del CSE, entre ellos Delgado, para restablecer la situación. Delgado mencionó que después de llegar a un acuerdo con los miembros de la JRV, lograron reabrirla “para que la gente siga votando”.

Se quedaron sin votar
Más de 150 personas se quedaron sin votar en Villa Reconciliación luego de que los fiscales decidieran cerrar todas las Juntas Receptoras de Votos por supuesta falta de condiciones, “aquí no hay luz y no nos podemos quedar esperando que oscurezca”, dijo una señora miembra de la Policía Electoral, quien no se identificó, mientras la multitud exigía encarecidamente ejercer su derecho al voto.

Una delegada del Consejo Supremo Electoral, la cual se identificó únicamente como Yadira, se hizo presente en el lugar con la orden directa de cerrar las juntas y desalojar a la gente del lugar. El oficial de la Policía Nacional, con chapa 1136, ejecutó la orden de la delegada, “aquí ya no hay nada que hacer, es mejor que se vayan si no quieren problemas, este centro por sus características ya cerró”, aunque no especificó cuáles eran esas características. Al reclamo de la gente, el oficial respondió: “Usted no va a entrar en conflicto con el Consejo”. Todas las boletas las comenzaron a marcar como “no usado”.

Colaboración de Thaimi Acevedo Reyes y Axel Úbeda