Miguel Carranza
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno solicitó esta semana al Parlamento aumentar los plazos de vigencia para la explotación de los recursos geotérmicos, que de 25 años pasarían a 30 años, de acuerdo con un proyecto de ley.

La iniciativa también propone establecer en 30 años la prórroga que podrían solicitar al Estado las empresas que ya tienen el derecho de explotación de esos recursos, que en la actualidad tiene un plazo máximo de 10 años.

Inversión

El presidente Daniel Ortega envió una reforma a dos artículos de la “Ley de Exploración y Explotación de Recursos Geotérmicos”, Ley 443, argumentado que con esos cambios se atraerá la inversión de empresas extranjeras interesadas en explotar este recurso limpio para la generación de electricidad.

“Al tener un mayor plazo de concesión, para recuperar los altos costos invertidos y recuperar la rentabilidad, los inversionistas pueden verse mas atraídos a desarrollar los campos geotérmicos existentes en el país”, dice el proyecto de ley.

“De igual forma, al permitir prorrogar las concesiones con una mayor generación a consecuencia de procedimientos de eficiencia energética, se está permitiendo aplicar nuevas tecnologías que han sido probadas en esta industria y han demostrado resultados favorables”, dice en sus argumentos el Gobierno.

Fuente clave

El año pasado la geotermia se convirtió en la principal fuente de energía renovable en Nicaragua, según el Instituto Nicaragüense de Energía, INE.

La capacidad instalada de fuentes geotérmicas en Nicaragua es de 164.5 megavatios, de acuerdo con el INE.

Entre 2002 y 2012, Nicaragua aumentó la generación de energía geotérmica, al pasar de 77.5 megavatios a 164.5 megavatios.