•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Centro Carter expresó hoy que la reelección de magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE de Nicaragua "constituye la pérdida significativa de una oportunidad para el fortalecimiento de la maltrecha institucionalidad electoral" del país.

"Bajo el liderazgo de las autoridades electorales recién reelectas, con excepción de sus dos nuevos miembros, la imagen y credibilidad del CSE, así como los estándares democráticos y electorales en Nicaragua, decayeron significativamente tras el fraude comprobado en las elecciones municipales de 2008", indicó esa organización en un comunicado divulgado en Managua.

El Centro Carter afirmó que esos mismos jueces electorales organizaron y celebraron en 2011 los comicios nacionales "más opacos" de los últimos veinte años en Nicaragua, en los que fue reelegido el actual mandatario, Daniel Ortega.

Según el Centro Carter, que envió una delegación reducida a Nicaragua con motivo de esas elecciones, al no estar de acuerdo con las reglas del CSE, los resultados de esos comicios fueron imposibles de verificar, "estableciendo en consecuencia un precedente nocivo para el futuro de la democracia en Nicaragua".

"En aquella ocasión la falta de transparencia destacada por las misiones de observación de la Unión Europea y de la OEA, junto a los alegatos de parcialidad en fases y aspectos relevantes del proceso electoral lesionaron la participación de las elecciones para sectores importantes de la población nicaragüense", añadió.

En su comunicado, el Centro Carter expresó su esperanza en que las autoridades conduzcan una seria y profunda revisión del sistema electoral nicaragüense.

Asimismo, invitó a la comunidad internacional a no olvidar y a prestar atención al estado de la democracia en Nicaragua "para que promuevan medidas para alentar y facilitar el retorno de Nicaragua a la celebración de elecciones abiertas, justas, transparentes y aceptadas en sus resultados".