Leoncio Vanegas
  •  |
  •  |
  • END

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
Tanto la Policía de Madriz como la de Nueva Segovia registraron conatos de violencia electoral, después de conocerse el escrutinios en distintos municipios, y como parte de las celebraciones que realizaban principalmente los sandinistas que según datos del Consejo Supremo Electoral, CSE, se llevaban la victoria en 9 municipios madricenses y en la mayoría de los neosegovianos.

Un informe preliminar brindado por el subcomisionado Oswaldo Olivas, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de la policía neosegoviana, da cuenta de que Milton Ramón Polanco González, de edad no especificada, resultó herido en un miembro inferior con arma de fuego durante disturbios que sandinistas y liberales protagonizaron en Quilalí.

Adeptos al PLC irrumpieron en la casa de campaña del FSLN, rompiendo cristales hasta sacar fuera de aire a Radio El Chipote, de tendencia rojinegra, a la que dañaron la computadora y el transmisor.

En Ocotal, los mismos bandos políticos se enfrentaron a pedradas en las inmediaciones de la casa de campaña del PLC. Aquí Sergio Iván Bellorín Bonilla resultó lesionado en la frente por una pedrada que salió de un grupo de liberales apostados en una esquina.

Accidente en Madriz deja lesionados
Por su parte, la subcomisionada Dora Santeliz, portavoz policial de Madriz, informó de varios incidentes, tal como lesiones en la cabeza que sufrió José Alí Sandoval, de 42 años, de la comarca Las Playas, San Lucas, producto de una pedrada presuntamente lanzada por Jairo Antonio Méndez, de 22 años.

Alteraciones del orden público también se registraron en Aguas Calientes de Somoto, donde jóvenes provocaron daños a un vehículo particular.

En El Chagüite, Yalagüina, unas 200 personas lanzaron piedras al centro de estudios donde operaba un centro de votos, ocasionando destrozos en los ventanales y abolladuras a una camioneta.

En San Juan de Río Coco, al momento de conocerse los primeros datos electorales, simpatizantes de uno de los partidos se concentraron en una calle a proclamarse como ganadores, donde los rivales se trenzaron sólo en altercados.