•  |
  •  |
  • END

El magistrado liberal del Consejo Supremo Electoral (CSE) Luis Benavides restó toda credibilidad a los resultados de los comicios municipales, porque no cree que hayan sido transparentes y se lamentó de manera tardía por la falta de acreditación de observadores nacionales y extranjeros, pues a su juicio, hubiesen evitado todas las anomalías que se dieron durante el proceso.

Indicó que su ausencia y la de sus colegas liberales René Herrera y José Marenco Cardenal, en los últimos dos informes que brindó el presidente del CSE, Roberto Rivas, sobre los comicios, se debe a que no reconocen que los números sean los reales.

“Nos quitaron los ojos de las urnas”

“Mi opinión es que todas las elecciones que se realicen deben ser transparentes, puras y sin ninguna clase de trampas, y no creo que haya sido el caso”, dijo Benavides.

Indicó que el 9 de noviembre durante todo el día recibió una enorme cantidad de llamadas de la mayoría de municipios del país, en las que le informaban que se estaba expulsando a los fiscales del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) y que no iban a acreditar, o que no los acreditaron en los Centros Municipales y Departamentales de cómputos.

“Los ojos de los partidos políticos, es decir los fiscales, fueron echados y eso es lo que entorpece la transparencia de estas elecciones”, consideró.

Lamento tardío
Benavides dijo que la presencia de observadores nacionales y extranjeros hubiese sido un muro de contención, ante la avalancha de irregularidades, pero reconoció que fue el Consejo en pleno el que decidió no acreditarlos.

No quiso adelantar si habrá variantes en los resultados a partir del conteo urna por urna, anunciado por la dirigencia del PLC, luego que el candidato a alcalde de Managua, Eduardo Montealegre, dijo que el magistrado Rivas prometió comparar los números que han obtenido en el CSE con las actas del PLC.

“Me siento triste porque en las elecciones nacionales no hubo estos problemas, no hubo fiscales echados ni prohibidos en los Centros de Cómputos, por eso hay suspicacias y con razón”, dijo Benavides, quien adelantó que no se presentará a la proclamación de los electos, “por respeto a mí mismo y al resto de los nicaragüenses”.