•  |
  •  |
  • END / Canal 11

Mientras el embajador de Estados Unidos, Robert Callahan, expresó la preocupación de su país por la situación que atraviesa Nicaragua producto de los resultados de las elecciones municipales, la Unión Europea, UE, a través de un comunicado pide al Estado de Nicaragua “hacer un esfuerzo por la transparencia”.

Según informa la Agencia Francesa de Prensa, AFP, la presidencia de la UE hizo el llamado con el propósito de “disipar las críticas, sobre todo en cuanto al recuento de votos”.

Cahallan, por su parte, evitó referirse a las posibles medidas que tomaría EU si el Consejo Supremo Electoral, CSE, no accede a cotejar las actas de escrutinio. Dijo, sin embargo, que si no se logra “una solución justa y transparente, se perjudicaría la imagen de Nicaragua como un país democrático”.

El comunicado de la UE que cita AFP no fue confirmado por los miembros de la Comisión Europea en Nicaragua. Éste añade que “la UE seguirá esta situación (los resultados de las elecciones municipales) con la mayor atención”.

Lo que esperaban
“Hemos dicho que lo que nosotros esperábamos, eran elecciones libres y transparentes”, expresó Callahan luego de participar en un acto de premiación de jóvenes emprendedores.

El diplomático adelantó que solicitará una reunión con el canciller Samuel Santos para expresarle sus inquietudes sobre el proceso electoral, pues “desafortunadamente hay algunas afirmaciones creíbles de que durante el proceso y después, en el conteo”, hubo irregularidades.

“Nosotros tenemos entendido que algunas Juntas Receptoras de Votos fueron cerradas temprano, que algunos fiscales de los partidos de oposición fueron sacados, que durante el conteo preliminar representantes de los partidos políticos de oposición no estuvieron presentes para ser testigos del conteo”, dijo Callahan en la improvisada rueda de prensa.

Sectores han solicitado lo mismo
Organizaciones de empresarios, como el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, y la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense, Amcham, y la Conferencia Episcopal, han solicitado al CSE cotejar las actas que tienen los partidos políticos con las oficiales, de modo que se diluciden las diferencias provocadas por los resultados de las elecciones, principalmente en Managua y León.

Según denunció el PLC, esta agrupación política no tenía la suficiente cantidad de fiscales para defender el voto, pues el CSE los acreditó mal, y el Frente Sandinista a último momento los sacó de las Juntas Receptoras de Votos, JRV, muchas de las cuales cerraron antes de la hora establecida.

Cifras preliminares del CSE dan como ganador al Frente Sandinista, que habría obtenido 94 alcaldías, y 46 el PLC, pero el candidato a alcalde liberal en Managua, Eduardo Montealegre, aduce que en los comicios hubo fraude.

“Nosotros apoyamos a los nicaragüenses...”
El embajador considera que se debe encontrar “una solución pacífica y justa a los problemas actuales”, ya que lo más importante es que “todos los nicaragüenses tengan fe en los resultados”.

Callahan insistió en que con esta posición están “apoyando a los nicaragüenses que quieren tener resultados confiables”, y que ésta no es sólo una opinión de Estados Unidos, sino también de la comunidad internacional.

“Compartimos el llamado de algunos partidos políticos, religiosos y de negocios, de que grupos confiables tengan la oportunidad de estar presentes durante el conteo de los votos”, dijo el diplomático, quien instó al CSE a cumplir la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos, OEA, que contempla “que todos los países conduzcan elecciones libres y transparentes”.

La UE aprovechó la oportunidad para “lamentar la no acreditación de observadores independientes nacionales e internacionales, cuya ausencia dificulta la evaluación de la regularidad del escrutinio”.