Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, mediante un pronunciamiento emitido ayer, llamó a organizaciones internacionales de derechos humanos, explicando la grave situación que actualmente vive Nicaragua.

La misiva fue enviada a la Federación Interamericana de Derechos Humanos, FIDH, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, y a la Organización Mundial Contra la Tortura, OMCT.

En el texto condena la decisión del Consejo Supremo Electoral de no permitir la observación nacional por parte de organizaciones independientes, rechaza la violencia que esto ha generado, la falta de accionar de las autoridades estatales, así mismo la negación de los derechos políticos y el derroche de los fondos públicos para la campaña del candidato del partido de gobierno, así como la prepotencia de poner y mantener propaganda electoral en las instituciones públicas, en abierta violación a la Ley Electoral.


La violencia oficial
Por otra parte, mencionan los ataques de los medios de comunicación pro gubernamentales, así como la violencia contra los candidatos contrarios al partido sandinista.

La misma hace un recuento de una serie de situaciones que llevaron a la actual incertidumbre y violencia, tras las elecciones municipales, de las cuales se ha denunciado una serie de irregularidades y anomalías que llevaron a la desconfianza de la población ante la falta de transparencia de las mismas.

“Hacemos un llamado al pueblo nicaragüense a reclamar por la vías cívicas que se respete su voluntad expresada en los comicios. El respeto a su decisión es fundamental para la democracia electoral, establecida constitucionalmente, por lo que resultan inaceptables y provocan indignación las irregularidades denunciadas”, se lee en el pronunciamiento.


Las tentaciones del gobierno
Por otra parte, Gonzalo Carrión, Director del Área Jurídica del Cenidh, indicó que el peligro y los niveles de violencia se están elevando cada día, y hay la posibilidad de que el mismo gobierno esté generando el caos en busca de imponer medidas extraordinarias.

“Están sacando temprano a los empleados de las instituciones gubernamentales, y según nos han denunciado, es para que acompañen las marchas. Esto es un grave precedente”, expresó Carrión, quien hizo un llamado a la calma y la tolerancia.