•  |
  •  |
  • END

El Bloque contra la dictadura cuenta con la mayoría de votos en la Asamblea Nacional, la clave para obligar al Poder Ejecutivo a no actuar contraviniendo el Estado de Derecho del país, y para eliminar sus pretensiones de imponer un sistema dictatorial, aseguraron analistas políticos consultados por EL NUEVO DIARIO.

“Esto es lo que se esperaba, y creo que si no lo hacen ahora, no sé cuándo, porque les están dando un golpe muy rudo”, afirmó el analista Carlos Tünnerman.

Según él, la unión de las bancadas parlamentarias del PLC, ALN, MRS y la recién formada Por la Unidad, “puede ser prometedora para impedir que se nos imponga una nueva dictadura”. “Es un paso positivo que logren tener esa unidad en el Parlamento, ya que tienen con eso una mayoría de votos, y eso les da una gran beligerancia”, señaló.

En total, dichas organizaciones partidarias suman 52 de las 92 diputaciones en la Asamblea.

Un poder

“De allí el porqué la Corte Suprema de Justicia tomó la decisión de que puede haber amparos en el proceso de formación de la ley. Es decir, sabiendo que éste es un poder que no controla el gobierno, porque está en minoría (en el Parlamento), entonces ahora quieren que cualquier cosa que no les parezca le meten un recurso de amparo”, explicó.

La única manera en que la oposición puede evitar atropellos jurídicos como la imposición de los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, avalada por una sentencia plagada de irregularidades elaborada por magistrados sandinistas de la Corte Suprema de Justicia, es “reaccionar uniéndose”.

“Si se logra hacer la unidad le cortaría muchas alas al Ejecutivo, pero ya vemos que el Ejecutivo se adelantó. Pero esa sentencia carece de fundamentos”, sostuvo Tünnerman.

Estrategia no debe ser limitada

Emilio Álvarez Montalván indicó que “lo más importante en este momento es la unión de las cuatros facciones, de las cuatro bancadas, porque tiene suficiente con controlar las pretensiones del gobierno de proceder al margen de la ley”.

El experimentado jurista recomendó al Bloque contra la Dictadura profundizar en las tesis que deben de plantear como agrupación política de oposición, y no limitar su estrategia a un simple comunicado, como el que publicaron el día de ayer.

“Necesitan tener una agenda de lo que van a ejecutar, porque un documento meramente enunciativo, sin tareas específicas, no tiene mucho efecto. Por ejemplo, estas bancadas de oposición deberían de pedirles a unos seis o siete juristas de renombre que hagan un estudio profundo y concienzudo sobre la acción ilegal de la Corte Suprema de Justicia”, enfatizó.

“Entonces, el mensaje en el que quiero insistir es que la unión es lo más importante de todo. Y luego, la fijación de una agenda de trabajo que demuestre que tienen el poder suficiente para controlar los desmanes del Ejecutivo”, expresó.

Prematuro invocar Carta Democrática

Por otro lado, Álvarez Montalván señaló que es demasiado prematuro invocar la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos, OEA, y la intervención de los presidentes de los países centroamericanos para solucionar el conflicto entre los poderes del Estado.

“El pacto está en peligro de fenecer si acaso esta unión se consolida. Por eso lo más importante es el aspecto positivo que uno es capaz de dar”, puntualizó.

También sugirió a los partidos de oposición no mostrar señales de debilidad ni sentarse a negociar con el partido Frente Sandinista, si no es de manera colectiva.

La imprudencia de ALN

“En ese sentido me pareció imprudente que el partido ALN haya asistido solo, sin la compañía de sus facciones parlamentarias, al encuentro con el señor Ortega, porque da la impresión de que están más preocupados en lograr legitimar un supuesto liderazgo, que consolidar la unión, que es en este momento indispensable”, dijo.

“La gran lección de Venezuela es que fue la unión la que logró el triunfo. Tienen que ir todos juntos, o ninguno”, añadió.

“Ahora, las represalias y amenazas son lógicas de esperar en un sistema autoritario. Pero es un riesgo que los que andan metidos en política tiene que aceptarlo”, señaló Álvarez Montalván.

¿Qué tan grave es el precedente de los magistrados de la Corte?

Es un precedente fatal porque indican que ya están por la libre, actuando sobre lo que quieren hacer sin respetar la ley. Pero como le digo, hace falta tomar más en serio estas cosas y respaldar con estudios bien fundamentados.