•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AP

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC) informó que agotará todas las instancias locales para que se revisen los comicios municipales del domingo y anunció que está dispuesto a recurrir a la Carta Democrática de la OEA si las autoridades electorales no responden a las denuncias de fraude.

"Todo está siendo analizado, todo está siendo considerado, incluso esa posibilidad, en el marco de las reglas del juego nacionales e internacionales", dijo a la AP el vocero del PLC Leonel Teller.

Señaló que el partido espera que el Consejo Supremo Electoral conteste positivamente a la solicitud de que se recuente cada una de las actas y boletas de votación de todo el país, no solamente de la capital, ante observadores locales e internacionales de toda credibilidad.

Las autoridades electorales dijeron el miércoles que harán un recuento de los votos en la capital mediante las actas y ante la presencia de los fiscales de los partidos que participaron en los comicios, pero no hizo alusión a los observadores.

El PLC afirma que hubo fraude, rechaza los resultados preliminares que otorgan el triunfo al gobernante Frente Sandinista de liberación Nacional y asegura que se ha violado la gobernabilidad democrática.

El disidente sandinista y ex embajador en Washington, Carlos Tunnerman, dijo que la Carta Democrática la OEA prevé que si existe una situación de clara violación al estado de derecho o no se garantizan procesos electorales cualquier estado miembro puede solicitar una reunión del Consejo Permanente para el envío de una misión a Nicaragua.

Recordó que una misión de la OEA llegó al país en 2005 a petición del ex presidente Enrique Bolaños, cuando denunció que liberales y sandinistas trataban de asestarle un "golpe de Estado técnico".

Agregó que el Consejo puede reunirse a petición de los partidos quejosos o por iniciativa del propio secretario general, José Miguel Insulza, quien manifestó preocupación por la situación electoral, pidió a las partes que busquen un mecanismo de diálogo y señaló que la Carta democrática podría ser la guía para resolver la controversia.

El presidente venezolano Hugo Chávez criticó el jueves en un comunicado desde Caracas lo que llamó de "conducta intervencionista del actual gobierno estadounidense, a través de su Embajador en Managua", Robert J. Callahan.

Chávez acusó al diplomático de "pretender empañar" la jornada electoral "cuestionando sin fundamento la victoria sandinista" e hizo un llamado "a los gobiernos y pueblos hermanos de América Latina para que juntos exijamos al gobierno de Estados Unidos el respeto a la soberanía del pueblo nicaragüense".

La oposición nicaragüense acusa a Chávez de haber suministrado millones de dólares al gobierno del presidente Daniel Ortega, a través de la ayuda petrolera, para la campaña propagandística de los candidatos oficialistas.