•  |
  •  |
  • END

“La suerte está echada”, comentó el representante legal de uno de los partidos políticos participantes en la contienda municipal que se encontraba presente en la sala donde anoche se realizó la conferencia de prensa de los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, y en la que prácticamente se ponía una lápida a los cuestionados resultados electorales en el municipio de Managua.

Sin embargo, el presidente del Poder Electoral, Roberto Rivas Reyes, aclaró una vez más que el “cotejo de actas” originó resultados “pro-vi-sio-na-les”. Después de esa pausa entre sílaba y sílaba, Rivas añadió que el candidato a alcalde de Managua, Eduardo Montealegre Rivas, recibió 202 mil 752 votos, que representan el 46.58 por ciento; mientras que el aspirante Alexis Argüello Bohórquez obtuvo el voto favorable de 223 mil 389 ciudadanos, que equivale al 51.32 por ciento de los votos válidos.

Leídos los datos, Rivas reiteró que ahora sólo cabe el recurso de revisión y eso sólo lo puede interponer ante el CSE el representante legal del partido político o alianza de partidos, participante en la contienda. Aclaró que ni el candidato, ni “el representante de un movimiento inexistente”, -en alusión al Movimiento “Vamos con Eduardo”-, está facultado para pedir la revisión.

Información a medias
Durante la comparecencia, Rivas no especificó si las actas cotejadas representan el 100 por ciento de las Juntas Receptoras de Votos, JRV, sin embargo, una fuente del Poder Electoral confirmó que se trata de “un recuento” de más del 90 por ciento de las actas totales.

En esta ocasión, Rivas estuvo respaldado por los magistrados Emmett Lang Salmerón, René Herrera Zúñiga, José Miguel Córdoba, José Luis Villavicencio y Marisol Castillo. Fue notoria la ausencia de Luis Benavides Romero y del magistrado suplente Julio Osuna.

Navarro recurrirá
El cotejo de actas se realizó sin la presencia de los fiscales de la alianza Partido Liberal Constitucionalista-Partido Liberal Independiente PLC-PLI. El representante legal de la alianza, Wilfredo Navarro, envió ayer una carta al presidente del CSE, en la que le expone las razones por las que decidieron no nombrar a ningún fiscal.

Los argumentos de Navarro incluyen el hecho de que “la notificación (del Consejo Supremo Electoral para nombrar fiscales que vigilen el cotejo de actas) no incluye supervisión independiente nacional ni internacional, que para la alianza PLC es vital y necesaria pues el CSE ha demostrado parcialidad total a favor del FSLN, por lo que no tenemos confianza en sus cómputos y resultados electorales.

PLC insiste en recuento total
En la parte final de la misiva, Navarro reitera la exigencia del PLC sobre “una revisión y recuento total de las actas y las boletas electorales de todas las Juntas Receptoras de Votos del país”; algo que el presidente del CSE rechazó tajantemente.

A partir de hoy, el representante legal del PLC tiene tres días para interponer el recurso de revisión, tal como lo establece la Ley Electoral. Navarro dijo anoche que el próximo lunes procederá conforme con la ley.