• Estambul, Turquía |
  • |
  • |
  • EFE

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ganó en primera vuelta las elecciones presidenciales celebradas hoy con un 54.7 por ciento de los votos, según los primeros resultados preliminares.

Su rival más cercano, Ekmeleddin Ihsanoglu, obtendría el 36.7 por ciento y Selahattin Demirtas, el 8.5 por ciento, con el 66 por ciento del voto escrutado escrutinio, según la cadena de televisión CNNTürk.

Si se confirma que Erdogan logra más del 50 por ciento de los votos, se haría con la presidencia de la República Turca sin necesidad de acudir a una segunda vuelta, prevista para el próximo 24 de agosto.

El presidente de Turquía tiene poderes limitados y un papel más bien ceremonial, aunque Erdogan ha subrayado que quiere emprender una reforma legal para otorgar más poder al jefe del Estado.

Para esa reforma se requiere un cambio constitucional que solo sería posible con una amplia victoria del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que lidera Erdogan, en las elecciones legislativas de 2015.

Hasta entonces Erdogan ha prometido una presidencia "activa", utilizando todas las funciones del cargo, como la posibilidad de convocar y presidir las reuniones del gabinete de ministros.

Erdogan, que ha estado al frente del Gobierno turco los últimos 12 años, no ha ocultado su deseo de seguir en el poder al menos hasta 2023, cuando se conmemora el centenario de la fundación de la República Turca, y con Turquía, prometió, dentro del club de las diez mayores economías del planeta.

Unos 53 millones de turcos estaban llamados hoy a las urnas y la participación se situó en alrededor del 75 por ciento, según los medios turcos, por debajo del 89 por ciento registrado en las elecciones locales de marzo pasado.