•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El obispo de la diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, consideró este lunes que el femicidio tiene que ir más allá de su concepto técnico y de la reglamentación a la Ley 779, para que con la integración de todos los sectores de la sociedad se busque una solución integral.

Álvarez, quien también es director del Departamento de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, compartió ayer un desayuno trabajo con periodistas, y en el encuentro respondió a preguntas sobre la reglamentación a la Ley 779, que integra en su artículo 9 a los líderes religiosos como miembros de la Consejería familiar de la comunidad.

Preocupados

“Esta es una situación que debe ser abordada por todos los sectores sociales, porque más allá de una la ley o de una reglamentación a una ley, es todo un proceso educativo en el cual debemos involucrarnos todos: el Gobierno, las instituciones femeninas, la Iglesia misma y los organismos de la sociedad. Siempre vamos a tener la necesidad de sentarnos en torno a este tema para poder buscar una solución integral a la situación”, dijo Álvarez.

El obispo refirió que a la Iglesia le preocupa el asesinato de las mujeres, y que el problema no es un asunto de tecnicismo del concepto de femicidio.

“No somos técnicos, y también creemos que el asunto no es de tecnicismo; la cuestión está en que se asesina a una mujer”, dijo.

Dispuesto a colaborar

Sobre la disponibilidad que tiene la Iglesia católica de formar parte de los Consejos Familiares cuando haya una situación de violencia hacia la mujer, tal como lo establece el artículo 9 del Reglamento a la Ley 779, el obispo respondió que están dispuestos a colaborar en este tema, pero que en los próximos días emitirán un comunicado al respecto.

“Este es un tema que indudablemente en nuestra próxima reunión como CEN va a ocupar un lugar importante en nuestra agenda. De tal manera que, seguramente, ustedes van a ser los primeros en saber de forma oficial de qué manera podríamos nosotros estar dispuestos a colaborar en esta situación”,

señaló.

 

Estado no debe controlar a la familia

ORIENTACIÓN • El obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez afirmó que en la pastoral y la catequesis, la Iglesia “todos los días educa, precisamente, en el respeto hacia la dignidad de la mujer que se ve pisoteada en tantas ocasiones”.

Señaló que el Estado debe cuidar la naturaleza de la familia, pero nunca caer en un control sobre la familia, porque entonces lo que se lograría más bien es una anarquía, un desorden en la sociedad.

“Por eso es importante conocer los límites hasta dónde puede llegar el Estado en esta búsqueda de tutelar los valores familiares, y hasta dónde el Estado no puede sobrepasar esos límites porque caería en un control que hiere, definitivamente, la dignidad de la familia”, dijo.

El obispo Álvarez señaló que a partir del desayuno trabajo con periodistas, el cual se realizó en torno a la jornada mundial de las comunicaciones sociales, a la Iglesia le interesaría tener un conversatorio anual con los periodistas para ir mejorando la relación y la comunicación con el gremio.

Mencionó también que a la Iglesia le interesaría que los periodistas abordaran el trabajo pastoral, y no solo el criterio evangélico de la Iglesia para iluminar la realidad social o política del país.

 

"No somos técnicos, y también creemos que el asunto no es de tecnicismo; la cuestión está en que se asesina a una mujer".

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa.