Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

El portavoz del Departamento de Estados Unidos, Rob McInturff, instó al gobierno de Nicaragua a realizar un recuento de los resultados obtenidos en las elecciones municipales del pasado nueve de noviembre “en presencia de observadores internacionales”, debido a “las denuncias generalizadas sobre fraude electoral” que hay al respecto, según informa una nota de prensa emitida por dicho departamento.

Según la nota, McInturff expresó el pasado viernes su preocupación “por las elecciones que se llevaron a cabo esta semana en Nicaragua, porque no reflejen la voluntad del pueblo nicaragüense”, e hizo referencia a que “la Unión Europea, la Organización de los Estados Americanos, OEA, los obispos católicos y “varios grupos económicos y cívicos en Nicaragua han expresado preocupación similar”.

“Al ser miembro de la OEA, Nicaragua debe adherirse al artículo 23 de la Carta Democrática Interamericana que establece garantizar procesos electorales libres y justos”, expresó McInturff, quien también instó al presidente Daniel Ortega a permitir “la observación fidedigna del recuento completo”, de acuerdo a lo contenido en la nota de prensa.

Otras preocupaciones
Además, se menciona que el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Wood, destacó “con preocupación las denuncias, tanto de observadores de Nicaragua como de partidos de la oposición sobre irregularidades generalizadas en Nicaragua durante la votación del 9 de noviembre”.

“Entre las acusaciones más preocupantes está la de que en muchos casos, los partidos de la oposición no tuvieron acceso a los centros donde se tabulaban los votos”, se le atribuye a Wood en la nota.

“Esta circunstancia, combinada con casos de intimidación, violencia y acoso a miembros de partidos políticos de la oposición y representantes de ONG (Organismo No Gubernamentales), crearon condiciones que no eran conducentes a elecciones libres y justas”, agregó.