• |
  • |
  • END

No se sabe quién es el vocero, tal vez no lo haya, pero el secretario general del partido Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Carlos García, descalificó los señalamientos del candidato a alcalde de Managua por esa organización política, Efraín Payán, de quien dijo debe hablar a título personal y no como vocero del partido.

García confirmó que mientras el presidente y representante legal de la ALN, Eliseo Núñez Hernández, esté fuera del país, será él quien ostente la representación legal, y por consiguiente ofrecerá las informaciones oficiales de ese partido.

Pero Payán asegura poseer aún el cargo de vocero del partido y obedecer únicamente a Núñez Hernández, Presidente de ALN. Mediante una nota de prensa Payán afirmó que coincide con García en la petición al Consejo Supremo Electoral, CSE, de una revisión de los resultados de los comicios municipales con la presencia de observadores nacionales se internacionales, pero que por disciplina partidaria y en clara obediencia de Núñez, desistiría de su llamado.

“La disidencia sobre el resultado electoral, expresada por el diputado García, es sólo un punto de vista que deberá dirimirse con el doctor Eliseo Núñez cuando éste regrese al país”, señala la nota de prensa.

“Eliseo Núñez no es dueño el partido”

García, por su parte, recordó que él es el representante legal suplente, y en caso de ausencia asume la representación, además de ser secretario general de la ALN.

“Eliseo Núñez no es dueño del partido, es un cuerpo colegiado, y yo tengo la vocería y soy fundador del partido, Payán no tiene certificación, yo sí”, afirmó García.

García aseguró que las discrepancias con Payán son normales en un partido liberal en el que hay diferencia de ideas, pero que las afirmaciones de Payán quedarían únicamente a título personal, porque la ALN seguirá pidiendo una resolución al CSE, sin que su posición signifique un apoyo a Montealegre o al FSLN.