Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

El presidente de la Comunidad del Trabajo Internacional “Libertad y Democracia”, José Leopoldo Decamilli, exhortó al presidente Daniel Ortega “reconsiderar su deshonroso comportamiento y permitir que el pueblo pueda expresar su voluntad sin coacción ni miedo”, en alusión al fraude electoral que según él implementó el mandatario en las elecciones municipales del pasado nueve de noviembre y a la crisis post electoral caracterizada por violentos enfrentamientos en las calles por la disputa de alcaldías, especialmente la de la capital.

En una carta dirigida a Ortega, Decamilli señaló como factores con los que Ortega preparó un fraude electoral, la exclusión de partidos políticos de la contienda electoral, las “hordas gubernamentales que hostigaban y agredían constantemente las manifestaciones de los partidos políticos de la oposición” y el rechazo a la participación de observadores imparciales de Nicaragua y del extranjero.

Fuerte mensaje
De forma irónica, el presidente de la Comunidad del Trabajo Internacional “Libertad y Democracia” expresó que “gracias a estas manipulaciones su partido ha triunfado en las elecciones comunales”, pero advirtió a Ortega que “el pueblo nicaragüense conoce perfectamente el engaño y le exigirá --hoy o mañana-- rendición de cuentas”.

Decamilli calificó de desastrosa la actual gestión política del Presidente, de la misma forma que calificó su primera gestión en los años 80, pues refirió que “en su primer gobierno usted arrastró al pueblo nicaragüense a una guerra civil cruenta que enlutó a miles de familias”, a la vez que atribuyó el regreso de Ortega a la Presidencia a “su alianza con políticos de dudosa reputación y con el déspota cantarín de Venezuela (presidente Hugo Chávez)”.