Miguel Carranza
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Separar los casinos y las salas de juego del control del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, es acertado, porque en varios países de Latinoamérica corresponde a los ministerios de Hacienda hacerse cargo de estos sitios, afirmó el diputado liberal Wilfredo Navarro, tercer secretario de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional.

“No se está modificando las tasas impositivas, lo que se está asignando es que el organismo que verdaderamente tiene las capacidades para darle seguimiento y rectorar este tipo de industria sea el que lo maneje, en este caso (el Ministerio de) Hacienda, con la participación de un ente colegiado como el Intur, la Policía, la DGI y la Unidad de Análisis Financiero, UAF”, precisó el diputado.

El parlamentario añadió que el Intur por su propia naturaleza no tiene nada que ver con los temas de casinos y salas de juego, que requieren controles financieros y controles que competen a instituciones especializadas, como la Unidad de Análisis Financiero UAF.

Navarro señaló que la participación de la UAF en ese control tendrá su incidencia directa en la transparencia de estos sitios por el tema de lavado de dinero, defraudación fiscal y otros delitos que pueden presentarse con facilidad en estos negocios.

En otros países

El legislador mencionó que en Perú, Panamá y otros países de Latinoamérica, las instituciones que se hacen cargo de estos sitios son las similares al Ministerio de Hacienda de Nicaragua.

Señaló que en el paraíso de los casinos --Las Vegas, Estados Unidos--, la supervisión está adherida a los controles federales, que son rígidos por el monto de dinero que se maneja.

A inicios de este mes, el Poder Ejecutivo envió a la Asamblea Nacional una iniciativa de reforma a la “Ley Especial para el Control y Regulación de Casinos” (Ley 766), en la que traspasa la facultad de regulación de los sitios de juegos de azar, que hasta ahora los ha estado controlando el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, en lo que colaborará la Unidad de Análisis Financiero, UAF.

En la exposición de motivos, el Ejecutivo explica que la actividad de los casinos y salas de juego no es en sí objeto de promoción por parte del Intur, y que por su ritmo creciente puede ser calificada como una actividad lucrativa, “por lo que la institución más idónea para regular esta actividad es el Ministerio de Hacienda y Crédito Público”.

El diputado Pedro Joaquín Chamorro, presidente de la Comisión de Turismo de la Asamblea Nacional, afirmó que espera que la reforma no vaya en detrimento de los recursos de promoción que facilita este rubro al Intur.

Chamorro añadió que con esta reforma el Intur dejaría de percibir alrededor de C$25 millones anuales por no controlar los casinos.